El PSOE adelanta a En Marea a nivel nacional aupado por el efecto Sánchez

Juan María Capeáns Garrido
JUAN CAPEÁNS SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Benito Ordóñez

El PSdeG, sin embargo, continúa desfondándose electoralmente en Galicia

15 jun 2017 . Actualizado a las 17:55 h.

El centro-izquierda sigue agitado y el PP ni se inmuta. Es la primera y principal conclusión del Estudio ómnibus de coyuntura política realizado por Sondaxe para La Voz de Galicia entre el 7 y el 13 de junio, tras las primarias socialistas que le devolvieron la secretaría general a Pedro Sánchez y antes de que se debatiese la fracasada moción de censura de Podemos en el Congreso.

Sin embargo, ese trajín en la intención de voto de los gallegos que se mueven en la esfera ideológica progresista y del nacionalismo tiene diferentes interpretaciones dependiendo de dónde se ponga el foco. Si Galicia fuese a las urnas para votar en unas generales seguiría dándole su confianza mayoritaria al PP, que tras el pinchazo del 2015 -en las municipales y en las generales de diciembre- alcanza una meseta estable y hasta sigue ganando algunas décimas. En Marea, en cambio, pierde la ventaja que había adquirido sobre los socialistas y se desploma desde los 26,3 puntos porcentuales del 2015 a los 19,6 actuales, bajón que es aprovechado por los revitalizados socialistas para recuperar su tradicional segundo puesto en la comunidad con una ventaja de casi cuatro puntos.

Este despertar del PSOE deja en mayor evidencia la crisis por la que pasa el partido en Galicia, ya que, si se extrapolan las respuestas de los encuestados a unas autonómicas,  Núñez Feijoo (PP) y Ana Pontón (BNG) repetirían expediente, mientras que el actual empate parlamentario entre los grupos liderados por Luís Villares ( En Marea) y Fernández Leiceaga (PSdeG) se inclinaría definitivamente hacia los primeros por 16 a 12.