La inspección detectó el pasado año defectos graves en 370.000 vehículos

Dos de cada diez tractores que aún están operativos fueron matriculados en 1978


santiago / la voz

La crisis económica ha dejado una profunda huella en el envejecimiento del parque de vehículos. El 82 % de los coches matriculados en esta comunidad tienen más de diez años, y casi la mitad superan los 16, que es la edad media. Estos son algunos de los datos que figuran en la memoria anual de la empresa Supervisión y Control (SyC), concesionaria en Galicia del servicio de la inspección técnica de vehículos (ITV) y que presentó ayer su balance en Santiago. Gracias al trabajo desempeñado por esta compañía, algo más de uno de cada cuatro coches que circulaban en Galicia con algún defecto grave fueron retirados de la circulación. Aquí se incluyen los coches con defectos de seguridad y los que incumplen los requisitos medioambientales. Cerca de 370.000 vehículos fueron reparados antes de su vuelta a las carreteras al no pasar la primera inspección. Como en años anteriores, los problemas de alumbrado, frenos y neumáticos fueron los defectos más comunes que presentaron los turismos que no pasaron la ITV. 

Las mercancías

En la segunda inspección, el 88 % de los coches tuvieron el visto bueno del personal técnico. Los vehículos que tienen un índice de rechazo mayor son los que se dedican al tráfico de mercancías, ya que se encuentran sometidos a una mayor utilización y a condiciones mucho más exigentes. Los datos de SyC también muestran que unos 30.000 coches se presentaron a la inspección fuera de plazo, lo que significa que en algún momento del año pasado circularon con la habilitación técnica caducada, algo que supone un riesgo para la seguridad del resto de los conductores. Especialmente grave es el nivel de envejecimiento del parque de vehículos agrícolas, sobre todo en una comunidad como la gallega, donde los tractores protagonizan accidentes mortales con relativa frecuencia. Según la memoria anual de SyC, el 62,20 % de los vehículos tienen una antigüedad de más de 25 años. El año predominante de matriculación es 1978. Y dos de cada diez vehículos agrícolas gallegos fueron matriculados ese año.

En conjunto, durante el pasado año, SyC llevó a cabo en la comunidad gallega 1,4 millones de controles, con una tasa de rechazo del 26,3 %, un punto por encima de la registrada en el 2015. Un incremento que obedece, en gran medida, al envejecimiento del parque de coches.

El subdirector xeral de Administración Industrial, Ricardo Baños, destacó «la continua apuesta de Supervisión y Control por la calidad y la innovación». En este sentido, el responsable de al Xunta se refirió a la reciente inauguración de la estación de A Sionlla, que incorpora un diseño modular pionero y una instalación para el control de vehículos eléctricos.

También aplaudió el compromiso social de la empresa, con programas de integración de personas con diversidad funcional incorporadas a plantilla. Por su parte, el director general de Supervisión y Control, Juan Diego Rodríguez, se refirió a la apuesta de SyC por la internacionalización del modelo gallego de inspección, con presencia ya en Costa Rica y Argentina.

1.400.222 

Inspecciones. El 70 % de ellas fueron hechas a turismos. La tasa de rechazo se situó en el 26,3 %.

30.000 

Vehículos fuera de plazo. En algún momento del año circularon con la habilitación técnica caducada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La inspección detectó el pasado año defectos graves en 370.000 vehículos