El colapso de los juzgados de familia obliga a reforzar los equipos psicosociales

Algunas salas tardan más de un año en decidir sobre custodias y regímenes de visitas


santiago / la voz

Los juzgados de familia están absolutamente colapsados en Galicia y una de las razones de esta situación es que los equipos psicosociales del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) no dan abasto a la hora de elaborar los informes periciales que en muchas ocasiones solicita el juez antes de tomar una decisión sobre a qué progenitor atribuirle la custodia de los hijos o decidir sobre el régimen de visitas.

Esta situación hace que en muchas ocasiones los psicólogos y trabajadores sociales tarden más de un año en entrevistar a los menores y redactar el informe pericial, lo que llevó este mismo año a la Consellería de Xustiza a crear siete nuevos equipos en Galicia dependientes del Imelga, que pasó de 20 a 34 trabajadores. Sin embargo, la medida no ha sido en absoluto suficiente y el atasco ha seguido aumentando en los juzgados de familia.

Por ello, la Xunta se ha visto obligada a volver a reforzar esos equipos psicosociales, aunque en esta nueva ocasión no será incrementando directamente la dotación de los grupos del Imelga, sino a través de un convenio con los colegios oficiales de psicólogos y trabajadores sociales de Galicia que permitirá que, bajo la dirección y supervisión del Imelga, profesionales de estos ámbitos puedan asumir los informes pendientes hasta que se normalice la situación.

El plan se analizó este viernes en la comisión mixta de Justicia que celebró la Xunta con el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia y a la que asistieron tanto el vicepresidente Alfonso Rueda como el presidente del TSXG, Miguel Ángel Cadenas.

Rueda admitió que este es un problema «grave», aunque «puntual», y que «facía falta un esforzo suplementario para poñer ao día os casos que están pendentes». El vicepresidente, al que ya le han llegado críticas de que el sistema implica externalizar la elaboración de los informes periciales de menores, destacó que los dictámenes se harán «en coordinación cos xuíces que están en cada xulgado» y que los profesionales que designen los colegios de Psicoloxía y Traballadores Sociais trabajarán siguiendo las instrucciones y directrices del Imelga. «Con isto cremos que, unha vez que se despexen estes casos pendentes, unido á xa permanente presenza de 34 profesionais nos equipos psicosociais, se normalizará a situación», añadió Rueda.

Estas quejas a la «externalización» de la elaboración de informes de menores han surgido en el personal del Imelga de Vigo, donde los retrasos superan el año y existe un caso puntual en el que la espera es de dos años.

Mientras no resuelve el caso, el juez adopta unas medidas provisionales

El proceso por el que un juzgado otorga la custodia de un menor a un progenitor y dicta el régimen de visitas para el otro es largo, y en Galicia esa demora supera el año de media. En todo ese tiempo los hijos de la pareja no quedan en una situación de desamparo, sino que el magistrado dicta unas medidas provisionales que después o confirma o modifica en función de las valoraciones que figuren en el informe pericial de los equipos psicosociales.

Este año se dotará a todos los partidos judiciales de dispositivos para videoconferencias

La comisión mixta Xunta-TSXG también analizó este viernes la evolución que está siguiendo la aplicación del plan Senda para la implantación de las nuevas tecnologías en la Justicia. Una de las consecuencias más notables será que antes de que finalice el año todos los partidos judiciales gallegos contarán con dispositivos para videoconferencias, ya que se pasará de los 33 equipos existentes en la actualidad a 97.

En el marco de este plan también se renovarán 1.100 puestos de trabajo, a los que se dotará con nuevos ordenadores de sobremesa o portátiles. Se trata de una necesidad, ya que las viejas computadoras no se adaptan a las necesidades del nuevo Expediente Judicial Electrónico (EJE). Las nuevas cuentan con pantallas más grandes y opción de una segunda. El año pasado ya se renovaron 390 equipos y la que se está implementando ahora es la tercera fase, que afectará al cien por cien de las máquinas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El colapso de los juzgados de familia obliga a reforzar los equipos psicosociales