Tráfico quiere implantar la tasa cero de alcohol para profesionales y noveles

Trabaja en la reforma de la ley para suprimir el nivel actual de 0,15 a estos conductores

.

Redacción / La Voz

La retirada del carné a quienes den positivo dos veces en alcohol o drogas en menos de dos años es solo una solución de urgencia para tratar de apartar de la carretera a los conductores que deciden ponerse al volante pese a haber consumido más alcohol del permitido. La Dirección General de Tráfico quiere ir más allá e implantar la tasa cero de alcohol para los conductores noveles y para los profesionales. Así lo ha revelado el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, quien dijo que la tasa cero de alcohol es algo «muy razonable» y aseguró que en la reforma de la Ley de Seguridad Vial en la que Tráfico está trabajando «tomaremos la decisión como país de implantar la tasa cero, por lo menos para los conductores noveles y profesionales», que ahora tienen fijada una tasa máxima de 0,15 miligramos de alcohol en la prueba de aire. Para el resto de los conductores la tasa de alcohol permitida en España es 0,25.

De esa forma se aplicaría la misma normativa que con las drogas, que en la actualidad ya tiene tasa cero en España y la mera presencia de sustancias estupefacientes en el organismo ya está castigada como infracción muy grave, con una multa de 1.000 euros y con la pérdida de 6 puntos del carné. En declaraciones a la Cope, Serrano afirmó que va a plantear en la reforma de la ley esa modificación de la tasa de alcohol y otras cuestiones relacionadas con las sanciones y el carné por puntos. Aseguró que su intención es acordar los cambios con el resto de los partidos políticos para que la normativa que se apruebe tenga el consenso necesario y no dependa de cada Gobierno ni de los cambios parlamentarios.

Como en otros países

El director general de Tráfico recordó que hay muchos países en los que la tasa de alcohol ya es cero y no se puede beber absolutamente nada si se va a conducir. «De esa forma el conductor no tiene dudas de si con media cerveza o con tres cervezas da positivo o no», señala Serrano, que justifica las medidas adoptadas el martes hacia los conductores reincidentes en alcohol y drogas en la necesidad de buscar soluciones para evitar tragedias en la carretera mientras se trabaja en la reforma de la Ley de Seguridad Vial, que no estaría confeccionada y aprobada hasta el año 2018.

Serrano reiteró el compromiso del Gobierno de plantearse seriamente la seguridad vial para que «de una vez por todas este sea un país en el que circular por las carreteras, especialmente para los que lo hagan bajo los efectos del alcohol, sea cada vez más complicado y sientan el aliento de la sociedad en el cogote». Explicó un poco más las medidas adoptadas con los reincidentes que den positivo dos veces en alcohol o en drogas en menos de dos años. Dijo que esos conductores no desconocen la normativa de circulación, sino que tienen un problema de alcoholismo o de drogadicción.

Serrano explicó que cuando se detecten esos casos y los jefes provinciales de Tráfico sospechen que un conductor ha perdido aptitudes psicofísicas se le retirará el permiso de conducir hasta que los servicios médicos lo evalúen. Si se confirma esa falta de capacidades no volverá a conducir hasta que supere la enfermedad. En caso contrario, el conductor será sancionado con la normativa actual y tendrá que recuperar los puntos que haya perdido. Pero mientras se resuelve el expediente no podrá conducir.

Seguimientos a los reincidentes que tienen el carné retirado para evitar que cojan el coche

La medida de retirar el carné a los reincidentes en alcohol o en drogas en menos de dos años permitirá apartar de la carretera a los conductores que no respetan las normas y que suponen un grave riesgo para los demás usuarios de la carretera. Pero hay muchos reincidentes que vuelven a coger el coche pese a estar sin carné. ¿Cómo evitar que conduzcan? El director general de Tráfico explicó que su departamento está trabajando junto con la Fiscalía de Seguridad Vial y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil para ver la forma en la que se puede controlar a los conductores sancionados con la retirada del carné para que no conduzcan. «El permiso de conducir no mata, lo que mata es el vehículo, por lo que por mucho que a una persona se le retire el permiso de conducir, si sigue conduciendo, continúa siendo un peligro en la carretera», afirmó Serrano.

Según explicó el director de la DGT se trata de buscar una fórmula para vigilar a esos conductores sancionados. Algo así ya se viene haciendo en Galicia, donde la Guardia Civil tiene equipos especiales que realizan seguimientos a conductores cuyo carné ha perdido la vigencia por la retirada de todos los puntos o por orden judicial.

Estos agentes realizan tareas de vigilancia en coches camuflados y controlan los movimientos de quienes tienen el carné retirado para evitar que cojan el coche. Investigan su entorno, dónde viven, dónde trabajan. Y si ven que se atreven a ponerse al volante de un vehículo entran en acción y lo interceptan porque si conduce sin carné está cometiendo un delito.

Votación
4 votos
Comentarios

Tráfico quiere implantar la tasa cero de alcohol para profesionales y noveles