El decreto de pisos turísticos se activa con dudas del sector y de Competencia

La Xunta publica hoy una instrucción interpretativa para aclarar puntos polémicos


santiago / la voz

El Decreto 12/2017 de la Xunta, que regula el uso de las viviendas turísticas y cuyo objetivo es ordenar en Galicia un sector agitado por las nuevas tecnologías y el cambio de hábitos de los viajeros, entra hoy en vigor envuelto en un mar de dudas y con nubes negras judiciales en el horizonte. Así lo admite implícitamente la propia Administración autonómica, cuyos servicios jurídicos se han acogido a la figura de la instrucción interpretativa para tratar de despejar hoy mismo a través del Diario Oficial de Galicia los aspectos que han generado más polémica desde que se conoció el texto.

Cientos de propietarios y afectados leerán con atención esas aclaraciones, pero la lupa y el algodón se los van a poner los directivos de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga), que se han mostrado en contra del decreto por ser «restrictivo» para su actividad; y los miembros de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que coinciden en esa visión por entender que se está cuestionando el libre mercado y el desarrollo de la llamada economía colaborativa, sobre la que la Unión Europea ha llamado a darle cuerda por tratarse de un nuevo fenómeno dinamizador de los mercados y del empleo.

Pero ni la amenaza de Competencia de presentar un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia si no se cambian algunos aspectos del documento ni la inquietud de la parte organizada del sector -una minoría- han variado la hoja de ruta de Turismo de Galicia, que por un lado muestra receptividad y al mismo tiempo, tras un par de años de trabajo, no ha querido alterar su calendario.

Esa firmeza en los planes no está exenta de receptividad a estudiar cualquier aspecto discutible, tal como expresó la directora de la Axencia Turismo de Galicia, que en un encuentro con periodistas insistió en que las diferencias con la CNMC se mueven más en el ámbito de la interpretación que de la legalidad. En cualquier caso, el órgano público responsable de velar por la libre competencia tendrá su contestación a tiempo, concretamente el próximo martes 16 de mayo, por ser el 17 festivo. Nava Castro también dejó abierta la posibilidad de adaptar el decreto «para dar resposta» a las demandas del sector, aunque tampoco estableció un margen temporal, nueva muestra de que su departamento va a poner a prueba el actual documento por considerarlo ajustado a la ley y a las necesidades de Galicia.

«Transparencia e seguridade»

La instrucción, que pretende fomentar la «transparencia e seguridade» del decreto, busca unificar criterios en aspectos que levantaron suspicacias, como la cesión de las viviendas de uso turístico, que tendrá que ser «na súa totalidade» y no por estancias, cuestión que debe atenerse a la ley de arrendamientos. También recuerda que el período de alojamiento continuado no puede exceder de los tres meses. Turismo de Galicia incide en que el inicio de la actividad puede ser inmediato si se ha cumplimentado la declaración responsable indicando que la inscripción en el registro tiene por finalidad que la Administración disponga de un censo de empresas y actividades turísticas. El texto, que saldrá hoy en el DOG y en la web del departamento, aclara que los ayuntamientos podrán ejercer su competencia normativa, una de las cuestiones en las que la CNMC detecta excesos.

«Unha oportunidade»

Al margen de la polémica, la responsable política del turismo gallego insiste en que ordenar la nueva realidad del sector puede ser muy provechoso, «unha oportunidade», y puso ejemplos concretos que remiten a zonas de la comunidad que no tienen una gran capacidad hotelera, como puede ser el caso del municipio ourensano de Cortegada, pero que sin embargo tienen atractivos muy potentes, como el entorno o el balneario, que carece de hospedaje. «Se uns e outros colaboran poden aparecer 500 prazas para turismo termal, e iso paréceme ben», reflexionó Castro, quien traslada los beneficios de la regulación de las viviendas turísticas incluso a concellos con tradición de veraneo, como Baiona, cuya capacidad hotelera es limitada si se compara con Sanxenxo, considerada la capital de la Rías Baixas por este motivo.

Aunque a efectos estadísticos lo más probable es que este tipo de estancias se acaben computando como extrahoteleras, la intención de la Xunta es utilizar el dato global de plazas para hacer la oferta más atractiva, aunque tampoco se espera que el dato aflore de forma inmediata, porque entre otras cuestiones está por ver si la ordenación legal de esta actividad induce la aparición de nuevos agentes turísticos no profesionales o si la oferta se contrae.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El decreto de pisos turísticos se activa con dudas del sector y de Competencia