Galicia registró en abril un 83 % menos de lluvia que la habitual en este mes

La media de las precipitaciones fue de 22 litros, lejos de los 120 que suelen recogerse

m. s.
ourense, redacción / la voz

Galicia activó en enero la prealerta por sequía, y así sigue tras un mes de abril inusualmente seco. Fue, en efecto, el abril menos lluvioso en 35 años, desde 1982. Y registró un 83 % menos de precipitaciones de lo que es habitual en un abril normal. La media gallega fue de 22 litros por metro cuadrado, muy lejos de los 120 que suelen recogerse, según el informe climatológico mensual de MeteoGalicia. Según datos en este caso de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en Vigo, Pontevedra y Lugo este abril del 2017 fue el más seco desde que hay registros, mientras que en Santiago hay que remontarse a 1967 para encontrar un abril con menos precipitaciones, y en Ourense y A Coruña, a 1982.

El mes fue, por tanto, extremadamente seco, sin apenas borrascas atlánticas y con solo dos jornadas de lluvia, precisamente la primera y la última del mes. Los valores más altos se registraron en la sierra de O Xistral y en la comarca de Sar e interior de Noia. En estos lugares se recogieron entre 45 y 50 litros por metro cuadrado, muy lejos, de todos modos, de los valores medios. Los valores más bajos, inferiores a los 10 litros, se dieron en las comarcas de Viana y Valdeorras.

Mayo tampoco ha comenzado especialmente lluvioso. Pese a que la de ayer sí fue una jornada de precipitaciones, hoy regresa el tiempo seco, que se prolongará al menos hasta el martes.

Cuenca Miño-Sil

La Confederación Hidrográfica del Miño Sil, que vigila las cuencas de los ríos de Lugo y Ourense, sigue también, igual que Galicia-Costa, en prealerta por sequía. Según los últimos datos, en el presente año hidrológico -que comenzó en octubre del 2016- las precipitaciones acumuladas medias en la provincia de Ourense fue de 519,3 litros por metro cuadrado, un 47 % por debajo de la media histórica. Y en Lugo, un 50 % inferior a lo habitual.

Los embalses gallegos de la demarcación se encuentran al 66,23 % de su capacidad máxima, un 0,48 % menos que la semana anterior. Este volumen es un 23,36 % menor que la cantidad de agua embalsada hace un año (89,59 %) y está un 12,77 % por debajo del promedio en estas fechas del año, que ronda el 79 %. Tanto en Lugo como en Ourense, los caudales de los ríos son bajos para esta época del año. En la primera provincia destaca el estado del Cabe en Monforte de Lemos, Ferreira en Guntín, Miño en Cela, Lor en Parada, y del río Sarria. En Ourense, el agua corre más baja de lo habitual en el Limia y el Arnoia; además de en el Sil en O Barco de Valdeorras y el río Miño en la capital ourensana.

Pérdidas por las heladas

Los servicios técnicos del consello regulador de la denominación de origen Ribeiro han elevado hasta el 50 % la previsión de pérdidas a causa de las recientes heladas. En el valle del Avia se registraron los daños más graves, estimándose las pérdidas en torno a un 80 %, mientras que en los valles del Miño y del Arnoia se considera que no llega a la tercera parte del total. Con una producción media en torno a los quince millones de kilos de uva, la previsión de vendimia para el Ribeiro rondará este año entre siete y ocho millones, si no aparecen nuevos accidentes meteorológicos ni surgen enfermedades en la vid.

En Monterrei, mientras, el paso del tiempo está confirmando los peores augurios, con tres cuartas partes de la cosecha perdida. Contando con que el pasado año la vendimia alcanzó los 4,5 millones de kilos y que este año podía ser superior, una perspectiva optimista sitúa en millón y medio de kilos de uva la vendimia del 2017 en el mejor de los escenarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Galicia registró en abril un 83 % menos de lluvia que la habitual en este mes