El sector exige que se paralice la entrada en vigor del decreto de viviendas turísticas

La Xunta mantiene la fecha del 10 de mayo para la aplicación de la normativa


redacción / la voz

La Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga) ve en el requerimiento que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) hizo a la Xunta para que modifique algunos aspectos del decreto de viviendas turísticas un espaldarazo a sus argumentos. «La comisión no está diciendo nada que no hayamos dicho nosotros desde hace meses. Debe de ser que los propietarios no estábamos muy equivocados», decía ayer la presidenta de este colectivo, Dulcinea Aguín.

Para Aviturga, el requerimiento de Competencia debe tener consecuencias. El decreto de viviendas turísticas, a juicio de Aguín, tiene que paralizarse, y la Xunta debe acometer una revisión de esa normativa encaminada a modificar los aspectos más conflictivos. Si esa paralización que el sector solicita no se produce, el decreto entrará en vigor dentro de apenas dos semanas, el 10 de mayo, y esto podría tener, advierten los propietarios, consecuencias muy negativas. «Se arriesgan a una serie de cosas innecesarias. Deben paralizarlo, revisarlo y hacer las cosas bien para evitar problemas más adelante», sostiene Dulcinea Aguín, que advierte que, si no se toman medidas, «las tomará el juzgado».

El requerimiento de Competencia también satisface a Airbnb, un portal de reservas de habitaciones o apartamentos privados para fines turísticos. «Celebramos que la Comisión de la Competencia esté vigilante ante regulaciones regionales o locales que pueden restringir aspectos claves para la libre competencia», destaca un portavoz de esta entidad. Con todo, recuerdan que el contacto con la Xunta fue constante en todo este proceso y que, recientemente, la Administración autonómica gallega ya anunció que el home sharing (compartir el hogar), precisamente la actividad base de Airbnb, quedaba fuera de la normativa.

En estudio

Por su parte, la Xunta no se plantea de momento paralizar la aplicación del decreto de viviendas turísticas. Desde la Axencia Turismo de Galicia confirmaban ayer que la fecha prevista para su entrada en vigor se mantiene: el 10 de mayo. Los servicios jurídicos de la Administración autonómica, dicen, están estudiando en detalle el requerimiento de la Comisión de la Competencia y será cuando concluya este análisis cuando la Xunta decida si se toma alguna otra medida. Mientras, la hoja de ruta se mantiene y, con ella, la fecha de entrada en vigor de esta norma que regula los alquileres vacacionales.

El requerimiento de la Comisión de la Competencia fue notificado a la Xunta el día 7. Es un paso previo, advierte la CNMC, para tratar de evitar la interposición de un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Sostiene el organismo público que varias de las medidas incluidas en el decreto impulsado por la Xunta «elevan injustificadamente los costes de entrada en el mercado, desalientan a algunos operadores que ya estaban participando en el mercado con nuevos modelos de prestación de servicio y a otros potenciales oferentes. Se reduce así -continúa- el número de competidores y los incentivos a que haya precios más eficientes y competitivos para los usuarios».

La comisión entiende que algunas disposiciones del decreto deben eliminarse o corregirse para que no supongan un obstáculo «al desarrollo de la competencia efectiva» en un sector, recalca el organismo, inmerso en un contexto de innovación.

El Tribunal Superior anula parte de la regulación de pisos vacacionales de Canarias

Precisamente ayer, un día después de que se conociese la notificación a la Xunta, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia hizo público un fallo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que anula algunas disposiciones de la regulación de viviendas vacacionales de esa comunidad. El tribunal estima un recurso que había presentado Competencia, que consideraba, igual que en el caso gallego, que el decreto introducía obstáculos al desarrollo de una competencia efectiva en el mercado de viviendas vacacionales.

La normativa aprobada en Canarias impedía, argumenta la CNMC, que ese tipo de negocios se estableciesen en zonas turísticas, las excluía de lugares en los que se localizan los hoteles y los apartamentos, prohibía el alquiler de habitaciones de forma separada y exigía, como en Galicia, una declaración responsable y la inscripción en un registro para ofrecer estos alojamientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El sector exige que se paralice la entrada en vigor del decreto de viviendas turísticas