Los críticos de Podemos amenazan con llevar a la dirección a los tribunales

Rodríguez jalea a los opositores a Santos y fieles de esta hablan de golpe de Estado

.

Santiago / La Voz

Vistalegre II ha hecho surgir de nuevo rencillas que vienen de viejo en la nueva política gallega. La última llaga se abrió el sábado, cuando en Santiago se celebró una asamblea del consello cidadán que la secretaria xeral, Carmen Santos, no reconoció, y en la que se escogieron seis de las 14 secretarías de la nueva ejecutiva de Podemos en Galicia. El domingo, esa llaga sangraba. Abundantemente. Porque las facciones enfrentadas en Podemos comenzaron a airear sus desavenencias a través de las redes sociales.

«Algunos de Podemos Galicia no saben qué han votado en Vistalegre. Cumplirán los documentos o pasarán por Garantías estatal y los tribunales». El aviso de que o la dirección acata las decisiones del sábado o irán a los tribunales llegaba de madrugada desde el perfil de Carlos G. Armada, portavoz de Xuntos Podemos, uno de los grupos críticos, muy críticos, con la actual dirección. Comparte Armada la opinión de los presentes en la reunión compostelana: la asamblea desacreditada por el hasta ahora secretario de organización, Juan Merlo, sí es válida. Lo es porque ese Consello Cidadán «se convocó a petición del 51 % de los miembros, explican fuentes presentes en el encuentro, que además resaltan, de nuevo, que los documentos aprobados dicen «literalmente» que se podrá convocar el consejo a petición del 25 % de sus miembros.

Es válida y además optó por escoger solo a seis secretarios de los 14 que conforman la ejecutiva gallega para evitar que la reunión fuese vista como un ataque o una imposición. No funcionó. El comunicado remitido por la dirección de Podemos Galicia pocas horas después de la asamblea dejaba claro que las diferencias son cada vez más insalvables. Sigue en pie una lógica de bloques que, según su versión, los presentes en la asamblea querían evitar, porque es lo que ha llevado durante el último año a la situación de parálisis actual.

La sangre siguió corriendo ayer en Twitter. Mientras la diputada en el Congreso Ángela Rodríguez, Pam, y el senador José García Buitrón, entre otros, se felicitaban por la «necesaria e nova etapa» que se acababa de abrir en el partido, otros se referían al consejo como «golpe de Estado». Una de las más combativas fue la ourensana Carmela Docampo, miembro del consejo ciudadano estatal, que se refirió a la asamblea del sábado en términos de «golpe de Estado» y llegó a pedir la salida de Podemos de los participantes en el encuentro, que ya han anunciado que acudirán al comité de garantías porque se han utilizado perfiles oficiales de Podemos para verter críticas hacia miembros del consejo.

Esas mismas fuentes adelantan que regresarán el próximo fin de semana a la reunión, esta vez sí, convocada por Carmen Santos. Dicen esperar que triunfe la sensatez y que se introduzcan en el orden del día los puntos que ellos quieren discutir, algo «inédito» a tenor de lo ocurrido durante el último año. Ese «ellos», rechaza además la etiqueta de críticos, porque dicen no entender cómo es posible que la mayoría absoluta de un órgano la ostenten los críticos y que es hora de asumir que la secretaria está en minoría.

Votación
12 votos
Comentarios

Los críticos de Podemos amenazan con llevar a la dirección a los tribunales