Una abogada gallega consigue que la indemnicen por el retraso de un vuelo

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea le ha reconocido el derecho a percibir 600 euros porque su conexión se demoró varias horas


redacción / la voz

El que la sigue la consigue. Esa es la moralina de la batalla en la que hace algo más de año y medio se embarcó la abogada coruñesa Eva Leis para reclamar una indemnización por el retraso de un vuelo operado por Iberia que debía unir Madrid y San Francisco (EE. UU.). La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) acaba de reconocerle a la letrada el derecho a percibir 600 euros toda vez que la fallida conexión demoró su aterrizaje en la ciudad estadounidense en unas tres horas.

Este es el quid de la cuestión. La normativa sobre aviación civil en vigor reconoce el derecho a percibir una compensación por retrasos superiores a tres horas en vuelos de más de 3.500 kilómetros. La odisea de Eva Leis arrancó en agosto del 2012 en el aeropuerto de Barajas, cuando ya había embarcado con destino a San Francisco. Por motivos técnicos, la aerolínea ordenó desalojar el aparato y no fue hasta varias horas después cuando reubicaron a la abogada en un vuelo de American Airlines. Ella sabía que, en esas condiciones, tenía derecho a una indemnización y, tras regresar, tramitó la petición ante la compañía. Durante meses le dieron largas y la instaron a que formulase la solicitud ante American Airlines. La aerolínea estadounidense se negó en todo momento porque consideraba que no era su responsabilidad, aunque la celeridad con la que respondían a sus reclamaciones contrastaba con la dilación que se encontraba al tratar con su rival.

A la vista de la situación, y cansada de ir de un lado para otro, la letrada recurrió a AESA, que en enero pasado decidió reconocerle el derecho a una compensación de 600 euros. La compañía española tenía un mes para satisfacer esta cantidad, pero ayer aún no la había abonado. El dictamen de la AESA no es vinculante, aunque serviría como prueba de cargo ante un eventual proceso civil derivado de este episodio, un extremo este que ya está considerando Leis si la empresa no atiende a razones. «La verdad es que estoy cansada -aseguraba a La Voz-, no se pueden pisotear los derechos de los usuarios».

La abogada divulgó su caso ayer a través de su muro de Facebook, y, para su sorpresa, la cuenta oficial de la aerolínea le respondió pidiéndole información sobre el caso para ponerlo en conocimiento de su departamento legal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Una abogada gallega consigue que la indemnicen por el retraso de un vuelo