«La línea nunca tenía que haberse puesto en servicio en esas condiciones»

«Estoy convencido de que los técnicos que diseñaron esto saben que cometieron un error gravísimo», dice Manuel Prieto, abogado del maquinista


redacción / la voz

Manuel Prieto se ha dejado la piel en este caso para que su defendido, el maquinista Francisco José Garzón Amo, no fuera considerado el único culpable en la investigación judicial del accidente del Alvia.

-¿Se esperaba este auto?

-Pues sí. Creo que había elementos suficientes en los informes periciales y en el auto de la Audiencia para que hubiera una imputación, como mínimo una.

-¿Por qué?

-El auto de la Audiencia de A Coruña dejó claro el asunto de la evaluación de riesgos y todos los peritos habían determinado que no se hizo la evaluación integral. Nadie ha dicho que técnicamente no fuera obligatorio y la mayoría concluyeron que normativamente era obligatorio. Era obvio que había que imputar a los responsables de no haberlo hecho. Pero hay que recordar que si no hubiéramos recurrido estaríamos ahora pendientes del juicio. Se habría cerrado en falso.

-Se va a imputar a alguien que en realidad estaba siendo investigado desde el principio. Era algo anómalo que no hubiera declarado.

-Fue imputado dos veces, la primera se revocó el auto antes de que declarara, y la segunda se negó a declarar, como el resto de los imputados. Y ya en la primera ocasión la Audiencia dejó claro que, en caso de haber imputaciones, debían dirigirse contra el responsable de seguridad y el presidente del ADIF.

-Pero va a ser difícil buscar responsabilidades más arriba. Los presidentes del ADIF delegan las competencias de seguridad en personas como Cortabitarte, quizás para evitar que los impliquen en accidentes.

-Sí, parece que tiene todo delegado, lo que no sé es si eso implica que puede decidir todo. Eso lo tendrá que explicar él. Pero parece claro que autorizó la puesta en servicio de la línea en esas condiciones, la desconexión del ERTMS embarcado y no hizo la evaluación de riesgo. ¿Todo eso lo hizo por su cuenta o por mandato? Lo tendrá que aclarar.

-¿Hay un factor político? ¿Quizás las prisas por inaugurar?

-Hubo un cargo que declaró que la decisión de cambiar el proyecto original, y por tanto de reducir la seguridad, vino del Ministerio de Fomento. Si es así hay una decisión política, y quizás fuera para acortar los plazos. Pero los técnicos deben estar por la seguridad, y por mucho que diga un político deberían haberse plantado y disponer unas medidas de seguridad muy simples que sí se pusieron después del accidente. Sí. Puede haber una doble responsabilidad.

-¿La habrá o se quedará todo en la esfera técnica?

-Depende de lo que declare. La línea nunca tenía que haberse puesto en servicio en esas condiciones. Si eso no depende exclusivamente del director de Seguridad en la Circulación, tendrá que haber más imputados.

-¿Declarará?

-Se comentaba que no estaba de acuerdo con la estrategia de no declarar la última vez. Espero que ahora lo haga.

-El juez expone que la responsabilidad de Cortabitarte está al mismo nivel que la de su defendido. Supongo que usted no piensa lo mismo.

-Ese asunto no me preocupa en absoluto ahora. Lo estudiaremos cuando se cierre la instrucción. Lo importante es que ahora se determinen todas las causas y todos los responsables. Después se verá el nivel de responsabilidad de cada uno. Pero es obvio que aquí hay alguien empujado a un despiste en cuestión de segundos por falta de seguridad en la vía. Y hay otros, en su despacho, con mucho tiempo disponible para tomar decisiones que no se tomaron. Para mí hay una diferencia.

-¿Cómo está Garzón?

-Bien. Haciendo su vida más o menos normal, trabajando en el puesto que se le asignó conforme al protocolo que hay en estos casos [en el mantenimiento de material rodante].

-Los peritos han sido claves. Incluso el juez da importancia a la frase final del informe de José Mauel Lamela, que solo estudió el material rodante.

-Sí. Lamela se hace una pregunta que se hace todo el mundo. ¿Cómo es posible que un tren tenga que pasar de 200 a 80 por hora sin ninguna medida de seguridad? No lo entiende nadie. El informe de Mariñas es muy completo. Y el de Carballeira... él solo se descubre. No entra en los asuntos técnicos, que es para lo que es perito judicial.

-También ha sido crucial la posición de la aseguradora de Renfe. Hay mucho dinero en juego.

-Sí. Sus peritajes han sido claves para el auto de la Audiencia. Y sin duda mantendrá esa posición en la causa. Estamos hablando de que la responsabilidad civil se repartiría entre las dos aseguradoras.

-¿Cree que los técnicos que diseñaron la línea son conscientes ahora de que se equivocaron?

-Yo creo que sí. Estoy convencido de que saben que se equivocaron, que cometieron un error gravísimo. De inmediato pusieron las balizas que hubieran evitado el accidente.

-¿Va a pedir una nueva declaración de su defendido?

-En principio, no. Aunque su primera declaración se hizo en unas circunstancias terribles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

«La línea nunca tenía que haberse puesto en servicio en esas condiciones»