Fomento logra desbloquear el tramo del AVE que condicionaba los plazos

Tan solo quedan por solventar algunos problemas en otro trazado cercano a Lubián


redacción / la voz

En las últimas semanas las negociaciones se aceleraron. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, dio orden para que todos los esfuerzos del ADIF se centraran en solventar los problemas del nuevo acceso ferroviario a Galicia, que desde hace dos años arrastraba problemas relacionados principalmente con las modificaciones de proyectos, cuya tramitación quedó estancada por el año de Gobierno en funciones y por las a menudo complejas negociaciones con las adjudicatarias. Estos esfuerzos se intensificaron las semanas previas a la cita que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, tuvo en Madrid con la cúpula de Fomento el pasado 31 de enero. El ministro quería ofrecer al jefe del Ejecutivo gallego una fecha de referencia, un nuevo plazo para el AVE a Galicia que tuviera en cuenta los retrasos acumulados durante el mandato de Ana Pastor y, sobre todo, que fuera realista, que pudiera cumplirse.

Finalmente, el plazo de finales del 2019 se oficializó sin que en realidad se solventaran los problemas que afectaban al tramo que más condicionaba el fin de la obra, el recorrido entre Portocamba y Cerdedelo, adjudicado en su momento a las empresas Dragados y Tecsa, pertenecientes al grupo ACS, que dirige Florentino Pérez. No obstante, en aquel momento las negociaciones iban por buen camino y se vislumbraba una solución próxima para los problemas de esta obra.

Esta solución llegó hace unos días, según confirman fuentes del ADIF, cuando se firmó el documento de continuidad de las obras y la modificación de proyecto para los viaductos sobre el río Teixeiras, que aún no se habían empezado por problemas con una de las cimentaciones, que caía directamente sobre el curso del río, afectando a un entorno protegido. Estos viaductos son los que en realidad condicionan el plazo del AVE, pues son los más altos de todo el recorrido -109 metros en los pilares de mayor altitud- y los segundos más largos -529 y 514 metros-, y en el proyecto original figuraban dos años como plazo de ejecución de estas estructuras. Según fuentes relacionadas con las obras del nuevo acceso ferroviario, con las modificaciones realizadas en el proyecto, los dos viaductos podrán estar finalizados en 16 meses.

El problema medioambiental generado en el cauce del río se solucionará con el sistema del arco abatido, para evitar así el pilar central que afectaba al entorno fluvial. El plazo de 16 meses para abordar esta obra tiene cierta holgura para dejar margen para la instalación de la vía -probablemente en solo una de las dos plataformas- y las instalaciones para la electrificación y la seguridad.

En paralelo, la negociación con la adjudicataria -el grupo ACS tenía varios tramos parados en distintos puntos de España- también incluyó el problema de la revisión de precios, planteado por la empresa porque le causaba problemas económicos en la ejecución de un tramo que se adjudicó en el 2012 y debería haberse terminado en el 2015, por lo que argumentaban que se había producido un desfase relevante.

En este tramo, por tanto, se reproducen las dificultades técnicas que presentan las obras ferroviarias entre Lubián y Ourense junto con los problemas administrativos y de gestión que arrastró el proyecto en los últimos dos años. Aún quedarían por solventar algunos flecos técnicos en el tramo Requejo-túnel del Padornelo para que las obras del nuevo acceso ferroviario recuperen la normalidad, pero parece que este tajo está en vías de ser desbloqueado y tiene cierta holgura para su finalización, por lo que en principio no es preocupante.

Zamora-Pedralba, ¿a finales del 2018 o es posible terminarlo antes?

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, aseguró a finales de enero que el tramo Zamora-Pedralba de la Pradería se pondría en servicio a finales del 2018, cuando en realidad, al menos en las previsiones iniciales, se suponía que podía entrar en servicio este mismo año. No obstante, los plazos para ejecutar el cambiador de ancho de Pedralba, necesario para que los Alvia puedan ganar media hora en el viaje a Madrid, tienen el 2018 como fecha de referencia. Algunos expertos consultados creen que sería posible abrirlo en el primer semestre de ese año y no esperar a finales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Fomento logra desbloquear el tramo del AVE que condicionaba los plazos