Icíar Iriondo: «El móvil encontrado en Taragoña lo dejaron ahí para jugar al despiste»

La criminóloga lidera un equipo de expertos privados que investigan la desaparición de la joven y que han elaborado una tesis: en el caso hay tres implicados con un plan trazado al detalle


Ribeira / La Voz

Icíar Iriondo lidera una segunda investigación sobre Diana Quer que ha encendido los ánimos, por ejemplo, de la Guardia Civil, ya que, desde el principio, utilizó todos los recursos a su alcance.

-¿Están legitimados para investigar de forma paralela?

-Somos un despacho madrileño de cuatro criminólogos y podemos investigar igual que las fuerzas del seguridad, pero de forma privada. Nosotros colaboramos con SOS Desaparecidos, pero ellos no investigan, lo hacemos nosotros.

-¿En qué momento deciden meterse de lleno?

-A petición de la madre.

-¿Por qué recurre a ustedes estando ya la Guardia Civil?

-Somos una ayuda más, y todo suma.

-¿La madre cree que está viva?

-Ella quiere pensar que está viva, pero tiene momentos en los que arroja la toalla.

-En este caso existe una única prueba física, el móvil de Diana. La investigación oficial no da por seguro que se lanzara a la ría la misma noche de la desaparición. ¿Qué opina?

-El móvil encontrado en Taragoña lo dejaron ahí para despistar, lo pensé siempre. Es una zona marisquera y era cuestión de tiempo localizarlo. Lanzarlo a las tres de la mañana resulta chapucero, lo lógico sería llevárselo a una zona alejada para dificultar la investigación.

-¿Qué cree que le ocurrió a Diana Quer?

-Me inclino por pensar que la desaparición estaba planeada. Los implicados sí sabían lo que hacían, conocen la zona y las carreteras. Si hablásemos de unos hombres que la encuentran de casualidad y la meten en un coche, sería difícil que saliese bien. No sabrían qué hacer con ella y la habrían dejado en cualquier sitio, y hoy, seis meses después de aquello, estaría localizada.

-¿Usted cree que está viva?

-Es posible que sí, con la información que tengo me inclino a pesar eso. Podríamos hablar de un rapto, pero no para pedir un rescate, tendría otros fines.

-¿Por ejemplo?

-Es duro decirlo, pero una opción sería la trata de blancas, aunque con todas las reservas al no haber tenido acceso al sumario judicial.

-¿Cuántos serían los implicados?

-Tres, que irían en el coche. Dos delante y una detrás para controlarla. Cuatro son demasiados.

-¿Habría una conexión previa entre estas personas y la joven?

-Es posible. Pueden ser amistades de Barbanza, ya que tenía algunas que trapicheaban, u otras que conoció en redes sociales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
49 votos
Tags
Comentarios

Icíar Iriondo: «El móvil encontrado en Taragoña lo dejaron ahí para jugar al despiste»