Carlos Gil: «Los conductores kamikazes casi no existen, la mayoría son despistes»

El fiscal de Seguridad Vial muestra su preocupación por los accidentes en los que están implicadas personas mayores


redacción / la voz

Los accidentes con personas mayores implicadas han preocupado al fiscal de Seguridad Vial, Carlos Gil, que ha impulsado una investigación sobre los psicotécnicos y las condiciones en las que se renuevan los permisos.

-Estamos viendo muchos accidentes con personas mayores implicadas, el último con un conductor que superaba los 90 años.

-Los accidentes con personas mayores son una constante. Si miramos las denuncias que la Guardia Civil ha puesto en Galicia, vemos que el año pasado más de un centenar han sido a personas que iban en sentido contrario en autovías, y de estas la mayoría eran personas que se habían despistado. Es evidente que a medida que se va haciendo uno mayor se van perdiendo reflejos, pero siempre va a depender de las condiciones psicofísicas de cada persona.

-¿Hay alguna solución?

-Solución es difícil que haya. Tal como está hoy la legislación, a partir de los 65 años el carné se renueva cada cinco años. Hay personas que han propugnado que se establezca un plazo menor, pero yo soy partidario de que se tengan en consideración las circunstancias personales de cada conductor para determinar el plazo, siempre que el examen psicotécnico se realice con todas las garantías. Además, la ley permite una serie de restricciones que pueden establecerse a la hora de renovar el carné: ir siempre acompañado, tener espejos retrovisores más grandes, conducir en un determinado espacio alrededor de su domicilio...

-La Fiscalía está haciendo una investigación sobre los psicotécnicos y las condiciones en las que se renuevan los carnés. ¿En qué punto está?

-Esta investigación está en sus primeros pasos. Hay conductores a los que se les ha mandado hacer un reconocimiento extraordinario porque se ha apreciado que no tenían las condiciones para conducir, y en caso de que el Sergas determine que es así, se averigua si las pruebas psicotécnicas se realizaron con las debidas garantías. Hablamos en estos tres años, que es lo que se está tratando, de más de 380 casos, y lleva tiempo comprobarlos.

-Y también será difícil demostrar esas malas prácticas.

-Ahí está la dificultad. Estamos hablando de exámenes personales, a lo mejor ha pasado ya un cierto tiempo y hay muchas circunstancias que han podido cambiar. Pero existe una conciencia en la sociedad de que los psicotécnicos son poco rigurosos, y yo no creo que sea así, aunque hay algunos que no lo hacen bien y es contra los que tenemos que ir.

-¿Hay centros «imán» en los que es más fácil obtener el psicotécnico?

-Eso creíamos, pero en esta primera fase de la investigación no los hemos encontrado.

-Hay alarma por la cantidad de casos de coches que circulan en contradirección. ¿Son kamikazes o conductores despistados?

-Más del 90 % son distracciones. Los conductores kamikazes casi no existen, la mayoría son despistes, por eso se han tomado medidas muy buenas como la señalización que se ha puesto en las entradas de las autovías.

-¿Qué debe hacer un conductor cuando se equivoca?

-Cuando uno se da cuenta de que se ha equivocado, debe parar inmediatamente, señalizar y llamar a la Guardia Civil o a la Policía Local, nunca continuar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Carlos Gil: «Los conductores kamikazes casi no existen, la mayoría son despistes»