Una ourensana divorciada logra la pensión de viudedad por haber sido víctima de malos tratos durante 33 años

La Seguridad Social se la negaba porque no acreditó su condición de maltratada


ourense / la voz

Sufrió una vecina de Ourense de 55 años los efectos del alcoholismo de su fallecido marido entre 1980 y el 2013, año en el que quedó disuelto el matrimonio por sentencia de divorcio. Durante la mayor parte de esos 33 años de convivencia fue la mujer maltratada de palabra, insultada y amenaza por su marido. El Instituto Nacional de la Seguridad Social le denegó la pensión de viudedad, por no tener derecho, decía la Administración, a la pensión compensatoria correspondiente a la separación o divorcio, al haber transcurrido tres años desde la ruptura sin que tampoco hubiera acreditado la condición de víctima de violencia doméstica en aquel momento. Una sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de Ourense, firme al no haber sido recurrida por la Seguridad Social, ha dado la razón a la mujer, sin embargo, al valorar los testimonios aportados por hijos y vecinos, por encima del hecho de que en los 33 años no hubiera habido denuncias formales.

El juez, de acuerdo con la tesis defendida por el letrado Miguel Ángel González Trigás, ha llegado a la «sólida convicción» de que la mujer fue víctima de violencia machista. Los tres hijos de la pareja -el más joven, de 26 años- corroboraron que la vida familiar había sido muy difícil por el alcoholismo, viéndose en muchas ocasiones obligados a recluirse en sus habitaciones, testigos de los insultos y amenazas que, igualmente, dijo escuchar casi todos los días una mujer que fue vecina de la familia durante trece años. Incluso una compañera de trabajo de la víctima, que también declaró como testigo, advirtió que si en alguna ocasión salía tarde, el marido «le montaba una escena fuera del recinto». Así las cosas, el juez Francisco Javier Blanco considera suficientemente acreditada la situación de violencia de género, que constituye un supuesto especial de acceso a la pensión de viudedad, por lo que ha fallado a favor de la demandante y en contra de la Administración.

La sentencia, que es firme, ordenaba a la Seguridad Social que comenzara de forma inmediata con el abono de la prestación y que no dejara de pagar aun cuando hubieran presentado recurso de suplicación ante el TSXG.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Una ourensana divorciada logra la pensión de viudedad por haber sido víctima de malos tratos durante 33 años