El ascenso desigual de los pupilos de la UPG

Domingos Sampedro
domingos sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Lavandeira jr | EFE

La progresión de Luís Villares dentro de En Marea se topa con obstáculos que no tiene Ana Pontón en el Bloque

15 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Las credenciales de Ana Pontón y de Luís Villares, referentes de las dos fuerzas que se disputan el voto nacionalista en Galicia, hablan de un pasado político común que tiene su epicentro en la Unión do Pobo Galego (UPG), el partido motor del BNG, pero muestran dos modelos muy diferentes de forjar un liderazgo orgánico. Ambos son originarios de la provincia de Lugo, coincidieron estudiando en el campus universitario de Santiago y, tres lustros después, sus nombres vuelven a cruzarse como los dos perfiles en ascenso en la política gallega, aunque dicha progresión se están produciendo de manera muy distinta.

El nexo común entre la portavoz nacional del BNG y el portavoz parlamentario de En Marea es la célula política del campus compostelano que dirigía a finales de los noventa el perseverante Moncho Hermida, también lucense, miembro del secretariado político de la UPG y uno de los cerebros del partido motor del Bloque. El propio Hermida se ocupó de abrirle a Villares ficha en la U y de asignarle el objetivo de penetrar en las organizaciones estudiantiles de la Facultad de Derecho, mientras a Pontón se le reservaba un papel similar en la Facultad de Políticas.