El anticiclón de las Azores evita que la ola de frío de Europa llegue a Galicia

Las heladas hacen que las diferencias entre mínimas y máximas en la comunidad sean de casi 30 grados


Redacción / La Voz

La ola de frío que lleva varios días sufriendo Europa central y oriental con valores que alcanzan los 30 grados negativos en Rusia o los 20, también negativos, en Italia y que ya se ha cobrado la vida de una veintena de personas, no llegará a nuestra comunidad. El anticiclón de las Azores nos protegerá estos días del aire frío procedente del Ártico que se ha colado hasta Sicilia y que también afecta a Rumanía y Grecia, entre otros países del sur del continente. Solamente la zona de Baleares y el Mediterráneo español podrán sufrir un descenso acusado de temperaturas a partir del martes, pero sin alcanzar los valores que se están registrando en el centro del continente: «En Galicia será todo o contrario. Seguirán as temperaturas baixas pola noite porque a ausencia de nubes permitirá que o calor do día se escape», explica María Souto, de Meteogalicia.

La comunidad continuará durante todo el día de hoy bajo la influencia anticiclónica, pero será a partir de esta noche cuando llegue algo de inestabilidad de escasa relevancia. Las nubes harán acto de presencia en el norte gallego y se puede producirse algún orballo ocasional. Este hecho permitirá incluso que las temperaturas se suavicen, sobre todo, las mínimas, mientras que las máximas seguirán siendo agradables, aunque sin la presencia de sol.

Nueve grados bajo cero

Los cielos despejados durante toda la semana han dejado grandes diferencias térmicas entre la noche y el día. Así, mientras ayer se alcanzaban los 17,8 grados de máxima en Lalín, en Calvos de Randín (Ourense) se superaban los nueve grados bajo cero (-9,2 grados) de mínima, ocho grados bajo cero en Xinzo de Limia, seis en Sarria o cinco bajo cero en Ordes o Verín. Un fenómeno vinculado a la influencia anticiclónica que disfruta la comunidad desde hace varias jornadas: «Aínda que nalgún puntos de Galicia, a néboa impediu que subira a temperatura, como por exemplo en Calvos de Randín, que ás once da mañá [de ayer] aínda estaban a un grado baixo cero», explica la meteoróloga María Souto, después de indicar que se denomina ola de frío aquellos episodios de bajas temperaturas que duran como mínimo tres días: «A chegada do aire frío á nosa comunidade depende de onde se coloque o anticiclón das Azores, se estivera máis ao oeste, o aire frío podería entrar en Galicia, pero sempre con menos intensidade do que o está a facer no centro de Europa, xa que estamos máis ao sur», indica.

En cuanto a la previsión para los próximos días, Galicia perderá la influencia anticiclónica con la llegada de los vientos de componente norte, que traerán nubes y posibilidad de lluvia para esta noche. Las temperaturas podrán ascender ligeramente. Mañana, Galicia quedará en una zona de transición entre el anticiclón de las Azores y las borrascas situadas en Europa, lo que aportará humedad. Según informa Meteogalicia, los cielos estarán cubiertos y habrá precipitaciones débiles, sobre todo, en la mitad norte. Las mínimas ascenderán moderadamente, lo que provocará la ausencia de heladas y las máximas sufrirán un ligero descenso. El miércoles la situación será parecida a la de mañana, ya que los vientos del norte seguirán aportando bastante humedad. Los cielos permanecerán cubiertos con lluvias frecuentes e intermitentes. Las temperaturas permanecerán sin cambios, con muy poca oscilación térmica. Todo lo contrario de lo ocurrido en los últimos días.

El jueves podrá mejorar un poco el tiempo con alternancia de nubes y claros. Para el fin de semana se espera que regresen las lluvias intermitentes, aunque también habrá intervalos de sol y nubes. Las temperaturas permanecerán sin cambios, con pocas variaciones entre las máximas y las mínimas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El anticiclón de las Azores evita que la ola de frío de Europa llegue a Galicia