El tiempo seco fortalece la propagación del virus

Los gallegos suelen esperar a que llueva para vacunarse cuando su transmisión es más efectiva sin humedad

;
¿Qué tiempo tendremos para estrenar los regalos de Reyes? Resumimos en menos de un minuto la previsión para este viernes

Redacción / La Voz

La percepción de que la meteorología en el 2017 podría cambiar ha durado muy poco. Galicia ha recuperado el tiempo anticiclónico, que se resiste a perder protagonismo. Así que en la época del año más húmeda de la climatología gallega volvemos a encontrarnos con un cielo muy despejado. Pero las altas presiones en invierno vienen cargadas de matices. Muchas zonas del interior de la comunidad se levantan con un espeso manto de niebla que, en ocasiones, no consigue levantar y las temperaturas mínimas caen en picado hasta registrar valores negativos. Tanto las nieblas matinales como el frío extremo son consecuencias de la ausencia de nubes.

Cuando el sol se pone, el único calor que existe es el que emite la tierra. Si no hay nubosidad ese calor escapa hacia el espacio mientras que si hay nubes una parte importante regresa de nuevo hacia la superficie. Así que una noche con nubes siempre será más cálida que una noche con el cielo despejado. Las nubes actúan, en este sentido, como los gases de efecto invernadero que están provocando el cambio climático. Durante las próximas noches el mercurio puede desplomarse hasta los diez grados bajo cero, tal y como ocurrió durante la madrugada de Año Nuevo en localidades como Calvos de Randín. La configuración atmosférica actual favorece también que los termómetros oscilen de forma notable. La diferencia entre la mínima más baja y la máxima más alta supera fácilmente los veinte grados.

Además, el anticiclón provoca un movimiento descendente del aire que termina estancándose sobre el suelo. Esta circunstancia produce tanto episodios de contaminación atmosférica en las grandes ciudades como las nieblas en el interior de Galicia. De noche y sin viento el aire, inmóvil sobre la superficie, se va enfriando más con cada hora que pasa. Un aire gélido siempre tiene menos capacidad de contener la humedad que un aire cálido, así que a una determina temperatura condensa y forma las nubes bajas.

Otro matiz que viene de la mano del buen tiempo afecta directamente a la salud. Actualmente el virus de la gripe se encuentra en fase epidémica en Galicia. Una situación directamente relacionada con la persistencia del anticiclón. De hecho, las condiciones estables son engañosas porque muchos gallegos suelen esperar a que llueva para vacunarse.

Puede resistir un mes

Tal y como propuso en su día el científico griego Hipócrates la meteorología influye de forma determinante en las enfermedades. Los virus son capaces de sobrevivir durante más tiempo en situaciones atmosféricas concretas. A temperatura corporal un virus dura una semana pero a cero grados puede resistir durante un mes entero. El virus de la gripe, que se propaga flotando por el aire y a bordo de las gotas de saliva que expulsamos cuando tosemos, también se hace fuerte con un tiempo seco. Si hay humedad en el ambiente esas gotas aumentan su peso y caen hacia el suelo pero sin ella la transmisión de persona a persona es mucho más efectiva.

Aunque en la relación entre gripe y meteorología habría que desmitificar algunos vicios que hemos adquirido de la antigüedad, cuando no existía tecnología, el conocimiento era limitado y los diagnósticos se basaban en una causa y un efecto. De esa época han sobrevivido conceptos como resfriado o expresiones como 'te va a coger el frío' que asocia las bajas temperaturas con la aparición, por ejemplo, de problemas respiratorios. Pero tal y como ha demostrado la comunidad médica, el frío por si solo no es capaz de producir enfermedades. Se ha escrito mucha literatura científica sobre el tema e incluso se han realizado investigaciones en el Polo Norte, donde las temperaturas son extremadamente bajas y sus habitantes no presentan más problemas de salud que en nuestras latitudes.

Sin embargo, si un ambiente gélido no puede provocar únicamente que caigamos enfermos sí que puede favorecer que aparezca el virus. Para combatir esta epidemia lo mejor es hacerle caso a las abuelas que llevan toda la vida aconsejando taparse la boca al estornudar, lavarse siempre las manos y quedarse en casa cuando notamos los síntomas.

Al menos una semana más sin lluvia

El tiempo seco y soleado se resiste a abandonar la comunidad gallega y seguirá acompañándonos durante todo el día de hoy e incluso hasta la próxima semana. Según Meteogalicia, no habrá nubes hasta el martes y no se esperan precipitaciones de importancia al menos hasta el próximo fin de semana. Las mínimas caerán en picado, sobre todo, mañana y el domingo. Comenzarán a recuperarse la semana que viene con la llegada de nubes.

Empeoramiento por el norte

Las altas presiones se retirarán hacia el oeste a partir del lunes y la nubosidad hará acto de presencia por el norte. Meteogalicia no descarta que entonces pueda producirse alguna precipitación de escasa importancia en ese área. También apunta que las temperaturas máximas descenderán durante el día, por lo que dejarán de ser tan agradables en las horas centrales, pero tampoco hará frío.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El tiempo seco fortalece la propagación del virus