Los concellos gallegos gastan en personal uno de cada tres euros que ingresan

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

Los impuestos directos por habitante

Vilariño de Conso y Muras son los que más perciben en impuestos directos por vecino

06 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El mantenimiento de la estructura de personal se lleva uno de cada tres euros que manejan en sus presupuestos los ayuntamientos gallegos. El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas cifra en 721,6 millones de euros lo destinado por los consistorios de Galicia en el 2016 al pago de sus plantillas estables y temporales, lo que supone el 33,7 % de los 2.137,3 millones de euros que sumaron el pasado año las cuentas municipales en la comunidad.

El personal eventual es el que absorbe la partida más pequeña del balance dado a conocer por el departamento de Cristóbal Montoro, con 5,4 millones, mientras que los funcionarios se reparten 302,6 millones de euros, y los laborales otros 193 millones. Los representantes políticos municipales y sus cargos de confianza suman en Galicia una nómina anual de 24 millones de euros, algo más que lo destinado a incentivar el rendimiento laboral en los ayuntamientos, que según Hacienda llegó a 17,9 millones de euros.

Por encima del gasto laboral, la Administración local gallega afronta con cuatro de cada diez euros disponibles su gasto corriente para funcionamiento de sus instalaciones y servicios, alquiler de locales, cánones diversos y reparaciones, entre otros motivos. Esta es la partida de mayor dimensión de los ayuntamientos, con 954 millones en el último año.

Vía impositiva

En lo que respecta a los ingresos, los concellos gallegos presentaron un balance ante Hacienda que elevaba a 831,7 millones la previsión de recaudación por impuestos directos, como el IBI, el IAE, el que grava los vehículos o sobre el incremento del valor de los terrenos urbanos y también la parte correspondiente a las administraciones locales del IRPF. El de Vigo es el consistorio que más recauda por ser el que mayor población representa de Galicia, pero tamizado dicho ingreso por el número de habitantes, pone en cabeza a Vilariño de Conso, al obtener su Ayuntamiento 1.997 euros de media por vecino. Como en el caso de Muras, donde dicha cota asciende a 1.551 euros, la implantación de parques eólicos se hace notar en la contribución económica a las arcas municipales, tanto por el valor de los terrenos que ocupan, como sobre todo por el rendimiento económico de las instalaciones donde se asientan los complejos de generación de energía eléctrica.

Xove (1.143 euros en impuestos directos por habitante), Negueira de Muñiz (1.051), As Pontes (944), Ourol (750) y Chandrexa (681) completan el ránking de mayor recaudación per cápita, que encuentra su contraposición en A Bola (94 euros), Samos (97) o Moraña (103).

Por ciudades es Santiago la que más recauda por residente con los mismos impuestos directos (422 euros al año), seguida de Ourense (407), A Coruña (403), Lugo (362), Vigo (354), Ferrol (337) y Pontevedra (331). En cifras absolutas es el vigués, en todo caso, el concello que más ingresos tiene por dicha vía con 103,8 millones, por 98,3 en A Coruña y 43,1 en Ourense.

Las inversiones reales de los ayuntamientos absorben poco más de la décima parte de sus fondos disponibles, un 11,4 % exactamente, que equivalen a 281 millones de euros. En el ejercicio recién culminado fue Antas de Ulla el concello que más dinero por vecino destinó a inversiones en el municipio (1.805 euros), y le siguen Chandrexa (1.425), Beade (806) y Cerceda (625).

Pontevedra, en cabeza

Entre las urbes es el de Pontevedra el ayuntamiento que más invierte con 134,7 euros por residente. Incluso es también en valores absolutos la segunda ciudad con la mayor partida para dicho fin, con 11,1 millones de euros, cifra solo superada por A Coruña, donde se eleva a 31,6 millones, lo que supone 129 euros por vecino. En Santiago la inversión real supone 69,8 euros per cápita, 58,2 en Lugo y finalmente 32 en Vigo (con 9,4 millones en total) y tan solo 20,6 en Ferrol. Ourense no aportó cifras a Hacienda.

En cuanto a la deuda acumulada, esta llega a 104,7 millones en el conjunto de los concellos y diputaciones gallegas, siendo la de A Mezquita la que representa una mayor morosidad, equivalente a 180 euros por vecino y 170 en Laxe. En el ámbito urbano A Coruña es la que más deuda arrastra (42,7 millones), pero por vecino es Santiago la más endeudada (103 euros). Vigo se coloca en el extremo contrario con solo 9,9 euros por residente.

Las políticas sociales solo reciben el 12 % de los fondos de los ayuntamientos

Las políticas sociales ocupan gran parte de los discursos de la clase política como nuevo foco de atención. La cuantía económica dedicada por la Administración local gallega a dicho fin ha acabado por equipararse a la destinada a inversiones reales, pero representa nada más que doce de cada cien euros manejados desde las arcas locales de la comunidad. En total en el 2016 se presupuestaron 257 millones entre todos los concellos y diputaciones a mejorar la situación de los más necesitados. El Ayuntamiento de A Coruña es el que más fondos dedica a la protección social, según el Ministerio de Hacienda, con 30,6 millones de euros, seguida de Vigo con 18,9 millones. Per cápita el mayor esfuerzo lo hace Santiago con 103,5 euros, por 64,7 en Vigo y 51,9 en Ourense.