Defensa pincha en Galicia y solo logra vender 20 de las 126 propiedades que quería enajenar

Bienes inmuebles del ministerio caen en la ruina mientras se les busca un posible nuevo destino

.

redacción / la voz

Hace cuatro años, en plena crisis, el Gobierno central ponía en marcha un plan para la venta de propiedades e inmuebles del Estado, que preveía la enajenación de 126 bienes del Ministerio de Defensa en Galicia. Para hacerlo se había marcado la fecha límite del 2015, pero recién finalizado el 2016 la cifra de posesiones de las que ha conseguido desprenderse apenas llega a la veintena, según los datos del ministerio. Algunas de esas propiedades para las que no se encuentra un destino están abandonadas o mal cuidadas, e incluso amenazan ruina. Uno de los casos más sangrantes es el acuartelamiento Sánchez Aguilera de Ferrol. Una de las cubiertas de sus naves corre el riesgo de desplomarse en la vía pública, y el peligro que esa posibilidad entraña ha obligado al gobierno local a contratar la demolición de esa techumbre. Es propiedad del Ministerio de Defensa, pero el Concello tiene la obligación de encargarse de su conservación, según los acuerdos entre ambas administraciones.

No es el único caso en Ferrol de edificios militares en mal estado. Este verano Defensa se comprometía a reparar la antigua residencia de suboficiales del Ejército de Tierra situada en Canido, un inmueble al que aspira el Concello y que se encontraba en malas condiciones. En estado ruinoso se encuentra también la antigua estación de radio de Mandiá.

En A Coruña, el parque de automóviles del Ministerio de Defensa en A Grela, que se utilizó en su momento como acuartelamiento militar, se encuentra abandonado y lleno de pintadas. La Comandancia de Obras, un edificio de Defensa cuyo uso está cedido al Ayuntamiento desde el 2013, está okupado, una circunstancia que fue objeto de refriega entre los grupos en un pleno celebrado hace algunos días.

Este verano, algunos vecinos de Teis, en Vigo, decidieron llevar sus cabras a pastar al antiguo recinto militar de la Escuela de Transmisiones y Electrónica de la Armada (ETEA) emplazada en ese barrio vigués y hoy en manos de Zona Franca, para denunciar el abandono del recinto.

El cuartel de San Fernando en Lugo es otro caso de una instalación que fue propiedad del Ministerio de Defensa y que todavía no ha sido rehabilitada. En principio se prevé que albergue el futuro Centro da Romanización.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Defensa pincha en Galicia y solo logra vender 20 de las 126 propiedades que quería enajenar