Solo 37 de los 313 ayuntamientos de Galicia consiguen ganar población

O Porriño y Vilarmaior son las localidades que más crecen en habitantes

Ránking de concellos Ránking de concellos

vigo / la voz

Que Galicia pierde población es un hecho desde el 2011. Pero, además, ese descenso demográfico es ya una realidad en 276 concellos de la comunidad y no hay un patrón territorial para explicarlo. La caída de los censos municipales se produce tanto en ciudades como en villas medias y pueblos, en la costa y en el interior.

En el último año solo ha habido 37 excepciones a ese declive, según el censo por localidades cerrado a 1 de enero del 2016 y que ayer dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esas islas de crecimiento residencial se aglutinan alrededor de seis de las nueve ciudades principalmente, dando continuidad aún al desarrollo de los municipios que dan soluciones habitacionales a quienes buscan viviendas más accesibles que en las urbes, a los que optan por residencias unifamiliares y a quienes buscan hogares cerca de las empresas instaladas en las áreas industriales metropolitanas. 

Los líderes

O Porriño encarna el mejor ejemplo de esa migración interior, al ser el municipio que más ha crecido en población durante el último año. Su censo se ha incrementado en un 3,5 %, fruto de la llegada de 613 nuevos residentes y un saldo positivo de 56 nacimientos más que fallecimientos. La atracción y repunte de la actividad empresarial en la zona ha aupado al censo de la villa casi hasta el listón de los 20.000 habitantes y le ha permitido superar a Boiro, Monforte y Moaña. El mismo efecto se produce en el concello limítrofe de Salceda, como alrededor de Vigo crecen Cangas, Baiona y Gondomar, pero no lo hace la capital del Área Metropolitana, que baja 1.281 residentes, mientras que el resto de la nueva unión municipal gana 553.

El mismo tirón de la actividad económica se aprecia en la atracción que ejerce A Coruña (gana 108 vecinos) en localidades como Oleiros (320), Arteixo (289), Sada (70), Cambre (65) y Culleredo (45), que supera a Redondela y es ahora la 14.ª localidad de Galicia. Sorprendentemente, el segundo mayor incremento poblacional de la comunidad, porcentualmente, se consigna en la comarca de Betanzos, donde Vilarmaior aumenta su vecindario en un 2,19 % y Coirós otro 1,82.

Santiago, que registra un repunte con 354 altas, aporta crecimiento a su vez a Ames (277) y en menor medida a Brión, Oroso y Teo. En el área de Pontevedra, además de la capital, que asciende esta vez con solo diez altas, lo hacen también Poio, Barro y Ponte Caldelas, como alrededor de Ourense, que merma al perder 338 personas. Sí estiran su censo Amoeiro Barbadás, Cenlle, Leiro y San Cibrao.

Como Foz y Ribadeo tiran de A Mariña, y Cambados, Ribadumia en el Salnés, han surgido pequeños núcleos aislados de repunte poblacional como Petín, A Cañiza y Negueira de Muñiz, que en el último año han logrado eludir la caída de sus censos, al igual que Lalín, que, a punto de bajar de los 20.000 habitantes, sube ahora hasta alcanzar los 20.044.

En el ámbito urbano además de Vigo, también pierden población Ferrol (-1.144), Narón (-139) y Vilagarcía (-199), mientras que Lugo suma 134.

Votación
6 votos
Comentarios

Solo 37 de los 313 ayuntamientos de Galicia consiguen ganar población