TAP reconoce que uno de sus aviones aterrizó en Santiago con solo 29 minutos de carburante

begoña íñiguez LISBOA / CORRESPONSAL

GALICIA

Una aeronave de TAP en el aeropuerto de Peinador
Una aeronave de TAP en el aeropuerto de Peinador XOAN CARLOS GIL

El vuelo, que procedía de Funchal, no pudo tomar tierra ni en Oporto ni en Vigo a causa de la niebla

17 dic 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La compañía aérea portuguesa TAP espera con tranquilidad los resultados de la investigación que la Dirección General de Aviación Civil ha abierto a la aerolínea, privatizada hace un año, tras producirse un aterrizaje de emergencia el 10 de octubre, en el aeropuerto de Lavacolla, de uno de sus aviones, que se encontraba por debajo del límite de combustible establecido. Según Fernando Pinto, presidente de la compañía: «El avión volaba entre Funchal y Oporto. Al no poder aterrizar en Sá Carneiro, por la niebla, se tuvo que desviar a Vigo, donde tampoco fue posible». En esas circunstancias, el piloto optó por dirigirse al aeropuerto de Santiago, donde tuvo que solicitar un aterrizaje de emergencia: «Solo le quedaban 29 minutos de carburante». Pinto aseguró que la compañía se movió siempre dentro de la legalidad: «Garantizamos la seguridad del avión y de los 70 pasajeros, ya que por debajo de los 30 minutos de carburante es obligatorio solicitar el aterrizaje de emergencia. En ningún momento estuvo en riesgo la vida de nadie». El presidente de TAP considera lógica la investigación de Aviación Civil de España: «Así se hace siempre que se solicita un aterrizaje de emergencia. Estamos tranquilos porque hemos actuado bien y dentro de la legalidad».

Menos de dos meses después de este incidente se produjo en Colombia la tragedia en la que fallecieron 71 personas, la mayoría de ellas vinculadas al club de fútbol brasileño Chapecoense. El accidente se produjo precisamente después de que el avión agotara su combustible y cayera en una colina en las proximidades de Medellín.

Lisboa-Santiago, en estudio

El presidente de la TAP se mostró muy satisfecho con el funcionamiento y el tráfico de pasajeros de las líneas Lisboa-A Coruña y Lisboa-Vigo, que comenzaron en julio de este año. Pinto avanza que ambas rutas continuarán en el 2017, con un vuelo diario de ida y vuelta. Sobre una futura ruta Lisboa-Santiago afirmó que primero quería consolidar la conexión con Vigo.