Alberto Núñez Feijoo: «Fomento tiene que darme en enero una fecha para la llegada del AVE a Galicia»

Manuel Cheda
M. Cheda OURENSE / LA VOZ

GALICIA

SANTI M. AMIL

«Los alcaldes de las mareas no gobiernan sus ciudades, entretienen. La gente está esperando a ver cuándo puede votar»

12 dic 2016 . Actualizado a las 01:08 h.

No se ve, afirma, en la carrera sucesoria de Rajoy. Ni tampoco presentándose en Galicia a más elecciones ya. «Si quiero ser sincero, diría que no contemplo un cuarto mandato en la Xunta», reconoce. Aunque, acomodado en el rellano de su porvenir, Alberto Núñez Feijoo (Os Peares, 1961) no aclara por ahora si echará a correr escaleras arriba o bien se dirigirá al piso de abajo, al de la empresa privada. «Pensar qué voy a hacer en el 2020 cuando todavía me quedan cuatro años -despeja balones- no parece procedente en este momento». «Por supuesto», sostiene, en el PPdeG sobra «gente que sabe» para tomar el testigo. «Pero no tengo ningún favorito», se apresura a matizar. Le gustaría trascender como alguien que contribuyó a «modernizar mi país».

-2010, 2012, 2015, 2018... La llegada del AVE a Galicia ha tenido ya casi tantas fechas como Liz Taylor maridos. ¿Cuál es la nueva?

-Si alguien pensaba que un año bloqueando el Gobierno de nuestro país no iba a tener repercusiones, estaba equivocado. Y, si alguien se cree que, en el caso de no aprobarse el presupuesto del 2017, esto no va a tener repercusión otra vez en el AVE, también se equivoca. Y esto no es una cosa que yo haya dicho ayer...

-La nueva fecha...

-Primero: la falta de Gobierno y, ahora, la de presupuesto, son incógnitas. Segundo: el ministro ha concretado en 18,5 kilómetros, de un total de 600, el cuello de botella del proyecto. Y tercero: cuando Rajoy nombró al ministro de Fomento, le trasladó que quiere inaugurar como presidente del Gobierno las obras del AVE a Galicia. Con estos tres parámetros, la fecha la tendremos que concretar en las próximas semanas...

-O sea, que llevamos desde el 2001 poniendo traviesas y, a día de hoy, estamos sin fecha.

-No, no. Yo no he dicho eso...

-Dice que hay que concretarla...

-Bueno, bien, vamos a escuchar al ministro. ¿Cuál es mi planteamiento? Le hemos entregado a él un informe de cómo vemos nosotros las posibilidades de ejecución del AVE, sabiendo las dificultades que hay. Él nos ha pedido unas semanas, tenemos reuniones previstas... En enero el ministro me tiene que dar una fecha para la llegada del AVE. Y yo entonces le diré a los gallegos mi opinión...

-¿Qué fecha sugiere ese informe?

-En este momento, lo mínimo que puedo plantear es mantener el guion que he pactado con el ministro, no incumplirlo. Si esto es un problema técnico, se resuelve con dinero. Si ponen el dinero necesario, tendremos un AVE con un corrimiento de fechas razonable. Si eso es así, yo estaré de acuerdo. Si, por el contrario, se quiere no priorizar este desbloqueo, yo estaré en desacuerdo. En fin... ¡Es que desde diciembre del 2015 hasta diciembre del 2016 aquí no se ha tomado ninguna decisión!

-O sea, la culpa es de Ana Pastor.

-No, no, no. Ella en los últimos meses ni siquiera fue ministra.

-Pero en los primeros meses sí, y la ejecución presupuestaria en la alta velocidad fue de chiste.

-Sí, sí, ya, ya. Pero la ejecución presupuestaria fue de chiste, estoy de acuerdo, ¿por qué? Porque cuando un túnel amenaza que se pare, cuando no hay acuerdo en modificados y reformados, necesitas un presidente del ADIF, un director de obra, una empresa que se ponga de acuerdo y un interventor que lo fiscalice. Cuando la empresa lo que está pretendiendo es buscar un interlocutor distinto, dado que el que tiene es molesto y se puede ir al cabo de unas semanas, es evidente que así no se desencalla nada. En enero sabremos con exactitud el mes en el que el AVE llegará.

-El mes del 2019 o del 2020, ¿no?

-Veremos a ver qué plantea el presidente del ADIF, del que tengo el mejor concepto, la verdad.

-También en enero empezarán a cogestionar con Fomento la AP-9. ¿Servirá eso para que al usuario final le bajen los peajes?

-Vamos a ver... El que diga que por el hecho de la transferencia de la vía a Galicia se puede bajar el peaje, evidentemente, está engañando a los gallegos. Lo que creemos que se puede hacer, no engañando a nadie, es que no sea lo mismo utilizar la autopista a horas punta que a horas valle y que no sea lo mismo utilizarla un día de la semana que otro. Además, nos vamos a ahorrar seis millones cada año en peajes que pasará a pagar el Estado, no la Xunta, y, a partir de ahora, las decisiones de obra, de ampliación, de mejora, de seguridad vial, de la gestión de peajes, de las tarifas... las vamos a hablar en una comisión bilateral con el Gobierno.

-En breve tendrá usted que hablar también con los miembros de su Ejecutivo para aclararles si continúan en el Parlamento o deben renunciar a sus escaños...

-Va a haber miembros del Gobierno que van a renunciar a las actas para que entren [al Parlamento] otros compañeros. Y merecen un respeto, porque hacen algo único en España: dejan cuatro años de estabilidad por un contrato que se prorroga cada 24 horas. Eso lo haremos cuando empiece el segundo período de sesiones [en enero]. Pero va a haber también algún miembro del Gobierno que va a mantener su acta, simplemente, por razones de seguridad y previsibilidad. No puede ocurrir que no haya un solo miembro del Gobierno en el Parlamento. ¿Y si el presidente tiene un accidente de tráfico?

-¿Algún miembro o algunos?

-A mí siempre me gusta más el plural que el singular. Pero, desde luego, será un plural muy reducido.

-O sea, que con Rueda también se quedará Francisco Conde...

-A esa pregunta no hay respuesta.

-¿Saldrán conselleiros de su Ejecutivo para intentar recuperar alcaldías urbanas en el 2019?

-Estoy convencido de que no hay ningún miembro del Gobierno que esté pensando en una segunda responsabilidad. Si lo hubiera, yo preferiría prescindir de él.

-De otra manera: ¿está en A Coruña el futuro de Beatriz Mato?

-En el primer semestre del 2017 vamos a hacer en A Coruña el congreso [de renovación de la dirección local]. Si Beatriz se presenta o no es una decisión que le corresponde tomar a ella. En este momento, forma parte del Gobierno de Galicia y su único objetivo y vocación tiene que ser eso. ¿Qué ocurrirá en el futuro? No se lo puedo asegurar. Cualquier puede presentarse a presidente local del partido...

-Como José Manuel Rey en Ferrol...

-Sí, por supuesto.

-¿Sacrificaría a Rueda para recuperar la Diputación de Pontevedra?

-No hemos hablado en ningún momento de esa posibilidad.

-¿Y se han planteado pactar con el PSOE para recuperar las alcaldías de A Coruña, Ferrol y Santiago?

-Estamos a disposición de las ciudades, porque están en una situación atípica. No gobiernan, entretienen. Llevan un año y medio en el gobierno y la gente está esperando a ver cuándo tiene posibilidad de votar. Y tengo que decir que la relación institucional y personal con los alcaldes de las mareas es cordial. Si no lo dijese, estaría siendo injusto. Ahora, hay un parón en sus ciudades. ¿Quién es el responsable? En primer lugar, los alcaldes de las mareas de Podemos y, en segundo lugar, quien sustenta esas alcaldías, que es el PSOE.

-¿Está invitando al PSOE a acordar mociones de censura?

-Eso lo tendrán que resolver los compañeros de la ciudades, yo no me atrevería a decirles que es lo que tienen que hacer en el supuesto de que el PSOE se aclare. Si hay alguna propuesta, supongo que los compañeros la estudiarán. No seré yo quien decida eso.

-Usted sí ha decidido ya que no disfrutará del permiso por paternidad cuando nazca su primer hijo, en febrero. ¿Le parece que está mandado un buen mensaje tanto para la igualdad de sexos como para la consolidación de los derechos de los trabajadores?

-Yo es que creo en ese permiso...

-Por eso no se lo coge...

-No, no es por eso. Sino porque tengo una serie de obligaciones. En este momento, me siento mucho más tranquilo intentando ser padre al salir del despacho y los fines de semana. Esto lo tengo pactado con la madre. Voy a intentar responder a las dos obligaciones. Pero yo estoy a favor del permiso. Prueba de ello es que lo hemos ampliado en la Xunta, lo ampliaremos para los autónomos, hemos instaurado la flexibilidad en el trabajo...

-¿Han hablado si sanidad pública o privada para tener al niño?

-Esta clarísimo que ahí la única que tiene capacidad para decidir dónde va a dar a luz es la madre.

-¿Le ha comentado dónde?

-No voy a mezclar la política con la maternidad. La madre es la única que va a decidir dónde, yo no.

-¿Y el padre va a tener algo que decir en la escolarización?

-Sí, sí. Así como en lo primero no... Yo aprendí a leer en una escuela pública, en una escuela rural. Después me fui interno a una concertada, después volví a un instituto público... Como a la universidad. Y creo que la madre tuvo una trayectoria parecida.

-Así que Alberto júnior acaba estudiando en la pública...

-A mí, si me hace caso... Fíjese todo lo que acabamos de obtener en la escuela pública gallega en el informe PISA.

Sobre el caso Monbus: «Es otra filtración parcial más que quedará en nada»

Junto con el de otros cien técnicos y políticos de diferentes partidos políticos, el nombre de Feijoo figura en un listado manejado por la jueza Pilar de Lara de supuestos perceptores de vino de alta calidad regalado entre el 2008 y el 2013 por Monbus. Según Europa Press, la empresa de transportes enmarca estas «cortesías» en «lo habitual en Navidad». De acuerdo con el diario Público, los hechos «carecen de relevancia penal», a juicio de la Fiscalía General del Estado.

-¿Es cierto? ¿Recibió el vino?

-Hay una serie de filtraciones parciales que dicen que un empresario, que por cierto dijo ante la jueza que se sentía frustrado porque yo no le atendía, me enviaba seis botellas de vino por Navidad, desde antes de que fuese presidente, junto a otras cien personas de diferentes partidos y ocupaciones. Como se puede imaginar, un presidente está pendiente de otras cuestiones.

-¿No le importa esta?

-No digo eso. Lo que le digo es que para ese tipo de cuestiones hay un departamento de protocolo y que yo no puedo corroborar cada dato que sale de una filtración parcial a medios de la que tanto yo, como imagino el otro ciento de mencionados, no tenemos la más mínima información ni comunicación. Mucho menos cuando son hechos anteriores a cuando aprobamos un código ético que regula la recepción de cortesías y regalos institucionales para evitar interpretaciones como las que se pretenden buscar con esta filtración.

-¿Le preocupa que el caso pueda prosperar en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia?

-No me preocupa porque sé perfectamente cuál es mi manera de actuar. Eso lo primero y más importante. Pero además, según las informaciones, el fiscal del caso lógicamente dice que no hay nada. Es otra filtración parcial más que quedará en nada. Hay varios precedentes, no da para más.

«Ronaldo, como todos, debe cumplir con sus obligaciones»

 Feijoo acepta el reto de escuchar 23 nombres y conceptos para luego hilar «dos o tres palabras, preferentemente, las primeras que se le vengan a la mente». El presidente, no obstante, rompe las reglas enseguida.

-Galicia.

-Para mí, es todo.

-Cataluña.

-Una de las partes más interesantes de España.

-España.

-Mi nación.

-Albert Rivera.

-Un político catalán que hizo cosas interesantes en Cataluña y que pretende extenderlas a España, en mi opinión, no con tanto éxito.

-Susana Díaz.

-Una política del PSOE ambiciosa, en el buen sentido del término, que quiere ser la secretaria general de su partido.

-Pedro Sánchez.

-Una gran oportunidad perdida como político y alguien que ha cometido un error histórico, que es su ambición, desconocida en la política española.

-Pablo Iglesias.

-Un excelente actor.

-Martiño Noriega.

-No es tan buen actor como Iglesias, pero le gusta el teatro.

-Xulio Ferreiro.

-Una persona con buen talante dirigida por otros.

-Jorge Suárez.

-Un sindicalista comprometido sin ninguna experiencia en la gestión de las cosas complejas.

-Abel Caballero.

-Una persona a la que solo le interesa él mismo.

-Carmela Silva.

-Del equipo de Caballero.

-Matrimonio.

-[Riendo] En el ámbito civil, un contrato, y en el ámbito de las afectividades, un compromiso.

-Eutanasia.

-Un concepto muy complejo que conviene ser riguroso en su regulación.

-Aborto.

-Un fracaso personal. En las semanas iniciales en las que no hay viabilidad del feto, corresponde a la pareja tomar la decisión.

-Desahucios.

-El incumplimiento de un contrato conlleva efectos. Lo que hay que hacer es ver cómo se puede ayudar socialmente a las personas que no pueden hacer frente al pago de sus obligaciones.

-Donald Trump.

-Un candidato muy preocupante y un presidente cargado de incertidumbres.

-Mateo Renzi.

-Un dirigente europeo que ha metido a su país, probablemente, en un lío innecesario. Entiendo que intentó actuar de buena fe.

-Fidel Castro.

-Un personaje ya histórico que, como tal, genera controversia.

-El Papa.

-Un jesuita argentino que entiende muy bien a la sociedad a la que se dirige.

-Felipe VI.

-El jefe del Estado. Probablemente, el rey de los mejores formados en la historia de la monarquía española.

-Cristiano Ronaldo.

-Un excelente jugador de fútbol que, como todos los ciudadanos, tiene que cumplir con sus obligaciones.

-Hacienda.

-Hacienda somos todos.

«Hay que retomar el debate para racionalizar los puentes»

El nuevo curso político en España arrancará en enero con la celebración de la primera conferencia de presidentes desde el 2012.

­-¿Qué aguarda de ella?

-Vamos a ver el orden del día y, sobre todo, si se prepara o no. Ahí no hay que ir a improvisar.

-Ahí abrirán ustedes el melón de la financiación autonómica. ¿Ejercerá de escudero de Rajoy o de valedor de Galicia?

-El escudero de Rajoy es su Gobierno y el mío es el Gobierno de Galicia. Voy a ir como presidente de la Xunta, exclusivamente.

-¿Tolerará concesiones a Cataluña o al País Vasco? A Rajoy probablemente le hagan falta...

-El que crea que la financiación autonómica es una buena herramienta para solucionar debates identitarios, soberanistas o independentistas, se equivoca. Primero, porque a los independentistas nunca se les calma mientras no se les da la independencia y, segundo, porque ya sabemos que los independentistas amenazan con la independencia y lo que plantean muchas veces es más dinero. Estoy convencido de que en ese error el Gobierno no caerá.

-Estos días también se discute la Constitución. ¿Es usted partidario de dejarla como está, de retocarla o de cambiarla por otra?

-Si lo que se quiere es actualizar determinados planteamientos de la Constitución para aclarar, para mejorar, no debemos negarnos a ello. Ahora, si lo que queremos es reformarla para acabar con ella... Los que queremos proteger nuestra Carta Magna somos más que aquellos a los que nunca les gustó, que votaron que no...

-Ningún español que tenga menos de 56 años votó a favor de ella. Si fuese sometida a referendo hoy, ¿superaría la prueba?

-Probablemente no con la misma brillantez que la pasó en el 78, pero creo que sí, que la mayoría de los ciudadanos prefieren un sistema de igualdad de oportunidades y derechos, quieren vivir dándose la mano. Además, no conocemos ningún texto alternativo...

-Albert Rivera quiere reformarla para suprimir aforamientos a políticos. Ustedes lanzaron aquí en Galicia una iniciativa en el 2015 para acabar con ese privilegio para los parlamentarios. Pero de eso, si te he visto, no me acuerdo...

-Los parlamentarios, con carácter general, no pasaría nada con extinguir su aforamiento.

-¿«No pasaría nada» significa que va a hacer algo o no?

-Bueno, para hacer eso hay que modificar el Estatuto de Autonomía. Si usted me pregunta: ¿los parlamentarios necesitan un aforamiento? En mi opinión, no. Si me pregunta: ¿los miembros del Gobierno necesitan un aforamiento? En mi opinión, sí, porque están tomando decisiones todos los días, adoptando actos administrativos y ejecutando sus funciones. Si me pregunta: ¿los jueces y magistrados necesitan un aforamiento? Yo creo que deberían responderlo ellos. Porque más de la mitad de los aforados en nuestro país son jueces.

-¿Recuperará la idea del 2015?

-¡Es que no es un tema menor la reflexión que acabo de hacerle! Porque se discute si un parlamentario debe estar o no aforado... ¿Y un juez debe estarlo o no?

-¿Debe estarlo?

-Yo pregunto.

-Y yo a usted...

-Insisto: debe ser un debate conjunto, afectar a todos los aforados. Ya le digo que, en mi opinión, los parlamentarios no necesitan un aforamiento. Aunque no creo que esto sea lo fundamental en la reforma constitucional.

-Otra cosa mundana y olvidada: aquello de que ustedes en Madrid le iban a meter mano a los puentes festivos. En una semana de cachondeo como esta, ¿habría que retomar el proyecto para racionalizarlos?

-En mi opinión, sí, es un debate razonable. ¿Es razonable trabajar un día sí, otro no, uno sí, otro no y uno sí en la misma semana? Si queremos conciliar la vida familiar y laboral, mejorar la productividad de nuestras empresas y ser un país previsible, ese debate debería cerrarse de forma distinta a no hacer nada, que es lo que venimos haciendo hasta ahora.