Los padres de Diana Quer descartan que su hija enviara el correo desde el extranjero

Javier Romero Doniz
JAVIER ROMERO RIBEIRA / LA VOZ

GALICIA

CARMELA QUEIJEIRO

La familia mantiene la esperanza de que siga viva y confían en la Guardia Civil. Sigue aquí toda la información del caso

05 dic 2016 . Actualizado a las 08:10 h.

Diana Quer no escribió ni envió el correo electrónico que recibió el colectivo SOS Desaparecidos en la madrugada del miércoles. Así lo entiende la Guardia Civil, que en los últimos días pudo hacer las gestiones necesarias para, posteriormente, trasladar a la familia de la joven desaparecida que fue otra persona, de identidad desconocida por ahora, la que se hizo pasar por esta joven madrileña que fue vista por última vez el 22 de agosto en su localidad de veraneo, A Pobra do Caramiñal. Las hipótesis que manejan los investigadores son varias, aunque la más probable es que se trate de una persona que ha usurpado la identidad de la madrileña, y que no tendría ningún tipo de vínculo con la desaparecida. Lo que no está claro es la motivación que tendría el remitente para hacer algo así.

Uno de los avances dados en este nuevo frente abierto para la Guardia Civil pasa, al parecer, porque el correo electrónico se envió a través de un servidor denominado TOR, que responde a las siglas en inglés de The Onion Router. Este mecanismo nació con el objetivo principal de desarrollar una red de comunicaciones en la que se busca que los mensajes intercambiados entre los usuarios no revelaran su identidad, es decir, la dirección IP, aportando un total anonimato a nivel de Red y que, además, mantiene la integridad y el secreto de la información que viaja por ella. Por esta sucesión de objetivos fijados al inicio del proyecto TOR, y logrados en poco tiempo, se dice que este tipo de tecnología pertenece a la denominada Internet profunda.

El progenitor

El padre de Diana Quer, Juan Carlos, según informó ayer su entorno, se puso en contacto con la Guardia Civil al tener constancia de que SOS Desaparecidos había recibido el correo electrónico con el siguiente texto: «Hola, estoy bien, necesito estar un tiempo fuera de España. Saludos, Diana Quer». Los investigadores explicaron al progenitor que, con la información que manejaban en ese momento y después de varias gestiones para llegar al origen de la comunicación, se descarta que la joven fuera la autora, y añadieron que, aún así, seguirán investigando el origen de la comunicación para identificar al autor, a pesar de que no le dan ninguna credibilidad.