Los detenidos tenían contactos con al menos uno de los terroristas de la masacre de París

La Guardia Civil cree que los arrestados en Galicia están vinculados a una red que introduce yihadistas en Europa

;
Un detenido en Arteixo por su vinculación con el Estado Islámico Está acusado de formar parte de la denominada «ruta de los refugiados sirios» entre Turquía y Europa del Este

REDACCIÓN / LA VOZ

«Los dos son muy cercanos a los combatientes del Estado Islámico». Esa afirmación de un investigador de la Guardia Civil sitúa a los argelinos detenidos ayer en Arteixo y Vimianzo en puestos relevantes del entramado de captación de yihadistas. Son Abdelkarim Tergou y Abdelkader Redjimi, ambos de 33 años, que fueron arrestados al mismo tiempo que dos marroquíes en Almería: Mimoun Loukili, de 39 años, y El Miloud Loukili, de 26. Según los investigadores, los cuatro forman parte de las redes de inmigración irregular que presuntamente utiliza el Estado Islámico para que los terroristas yihadistas entren en Europa. La operación sigue abierta, porque los agentes de la Jefatura Central de Información de la Guardia Civil están analizando el material intervenido a los detenidos en los registros llevados a cabo tras las detenciones, practicadas a primera hora de la mañana.

El análisis de esa documentación es crucial para la investigación, que dirige el magistrado Ismael Moreno desde el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional. La Guardia Civil sospecha que los cuatro detenidos mantenían contacto directo con la red que opera en la ruta de los refugiados sirios entre Turquía y Europa del Este. Ese entramado sería el mismo que el utilizado en octubre del año pasado por terroristas del Estado Islámico para introducirse en Europa. En ese grupo habrían entrado los autores de los atentados cometidos en París un mes después, en noviembre. Los detenidos ayer estuvieron en contacto con al menos uno de los terroristas antes y después de los atentados, según la Guardia Civil.

Los atentados de Bataclán

Las redes del Estado Islámico asentadas en España ayudaron a entrar en Europa a dos de los terroristas iraquíes que ejecutaron la masacre del 13 noviembre del 2015 en París, que se saldó con 130 muertos y 350 heridos en los ataques simultáneos a la sala Bataclán, el Estadio de Francia y varios restaurantes, informa Melchor Sáiz-Pardo (Colpisa). La trama a la que pertenecía la célula desmantelada ayer logró introducir en suelo europeo a un pakistaní y un argelino para participar en la matanza de la capital francesa, pero no llegaron a tiempo de participar en los atentados porque fueron detenidos en Austria. La pista del argelino detenido fue la que llevó a dar con la célula española de la trama de tráfico de seres humanos vinculada a los atentados de París. Ese yihadista es Adel Haddadi, quien supuestamente mantuvo contactos directos a través de mensajes encriptados con sus dos compatriotas detenidos en Arteixo y Vimianzo, quienes a su vez mantenían una estrecha relación con los dos marroquíes arrestados en Almería.

Los detenidos ayer estarían integrados en una red de tráfico de personas que ha trabajado para un jefe del autodenominado califato, que responde al apodo de Abu Ahmad y que, según responsables de la investigación, sería el máximo responsable del Estado Islámico en la gestión logística para introducir en Europa a terroristas camuflados de refugiados sirios.

Con pasaportes falsos

Haddadi, de 30 años, se unió a la filas del Estado Islámico en febrero del 2015. Con la ayuda de la red a la que pertenecían los arrestados ayer llegó el 3 de octubre del año pasado a la isla griega de Leros, acompañado del paquistaní Mohamad Usman (un experto en explosivos) y de los iraquíes Ahmad Al Mohammad y Mohamad Al Mahmod. Los cuatro, con falsos pasaportes sirios, habían partido seis semanas antes de Raqa, la capital del Estado Islámico, y habían llegado a territorio heleno tras pasar por Turquía, dentro de un contingente de cerca de 200 refugiados sirios. Las órdenes de los cuatro eran supuestamente las mismas, participar en el ataque de París que ya estaba siendo organizado por el belga de origen marroquí Abdelhamid Abaaoud. El viaje de ese grupo, apuntaron los investigadores, fue gestionado por la trama a la que pertenecía la célula española ahora desmantelada, aunque se desconoce el papel exacto de cada uno de los cuatro arrestados en Galicia y Andalucía.

Desde el 2015 en España

Los detenidos ayer llevaban varios años en España. Los investigadores tienen acreditado que al menos desde el 2015, según reveló ayer el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien confirmó la relación de los arrestados con al menos uno de los terroristas de los atentados de París. El ministro quiso destacar el «esfuerzo permanente y constante» de los investigadores de la Guardia Civil y de la Policía Nacional para «garantizar la seguridad de los ciudadanos».

Con los detenidos ayer en Galicia y Andalucía ya son cinco los arrestados en las últimas horas en relación con el terrorismo yihadista. El domingo fue arrestado en el aeropuerto de Madrid un palestino, Muthanna Zakarna, que residía en Vecindario (Gran Canaria). Fue detenido por agentes de la Guardia Civil tras haber intentado viajar a Siria para supuestamente unirse al Estado Islámico. Este palestino fue encarcelado ayer tras comparecer ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que decretó su ingreso en prisión provisional y sin fianza.

«Lo importante es que ya no podrán cumplir sus objetivos»

A falta de analizar la documentación intervenida en los registros domiciliarios, los investigadores creen que la función de los cuatro detenidos era facilitar la entrada en Europa de supuestos terroristas, pero no la de cometer atentados. El propio ministro del Interior no quiso precisar si tenían objetivos concretos, «pero lo importante es que ya no los podrán cumplir».

Trasladados a Madrid

Los detenidos van a ser puestos a disposición de la Audiencia Nacional en las próximas horas. Los arrestados en Arteixo y Vimianzo salieron a primera de la tarde de ayer hacia Madrid en vehículos camuflados de la Guardia Civil. Iban en coches separados y fuertemente custodiados.

Se mantiene la alerta 4

Los acontecimientos de las últimas horas no llevarán al Gobierno a elevar el nivel de alerta antiterrorista. España está en alerta 4 y eso incrementa la vigilancia en zonas sensibles y de aglomeraciones, así como en puertos, aeropuertos, zonas fronterizas y medios de transporte. El nivel 5 incluiría el apoyo del Ejército.

Estamos ante un terrorismo global que hay que combatir «en todas partes y sobre todo en el origen», dijo ayer Mariano Rajoy. Mientras, Alfonso Rueda considera muy preocupante que hubiese esa supuesta trama en Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los detenidos tenían contactos con al menos uno de los terroristas de la masacre de París