Vigo, Santiago y A Coruña gastan 10,6 millones de euros en captar más rutas

Carlos Punzón
c. punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

MARTA JARA

Caballero oferta un tercer convenio, Noriega mantiene dos y Ferreiro renueva otro

28 nov 2016 . Actualizado a las 18:10 h.

Los tres alcaldes gallegos con aeropuerto en sus ciudades han denostado las subvenciones a las aerolíneas pero todos ellos pagan en la actualidad por abrir rutas o mantener alguna existente. Con el dinero de los consistorios de Vigo, Santiago y A Coruña se abonan en la actualidad 10,63 millones de euros a tres aerolíneas.

Del «ayudas cero» que clamó con reiteración Abel Caballero para dejar que fuese el mercado el que dictase sentencia, el alcalde vigués ha pasado a ser el regidor que más apuesta por la vía de la subvención bajo la figura del concurso público para promocionar el turismo de la ciudad.

Vigo destina 8,03 millones de euros a poner fin a un declive que llegó a dejar a Peinador con solo cuatro destinos y que permitió remontar este verano hasta las 19 rutas. Ryanair es la mejor parada, tras hacerse con un concurso con el que refuerza desde enero la ruta a Barcelona y conectó este año con Dublín y Bolonia, repitiendo vuelos las dos próximas temporadas de verano junto a Milán y Edimburgo. A cambio recibirá 4,4 millones.

Air Nostrum percibe otros 2,9 millones por explotar ocho rutas entre el 2015 y el 2017, con algunas internacionales como París, Roma y Londres. Y otros 736.000 euros, que aporta la Diputación, están sobre la mesa para un tercer concurso que acaba de quedar desierto, pero que se volverá a relanzar para cubrir el hueco dejado por Volotea en sus enlaces a Valencia, Ibiza y Mallorca.

En su caso y este mismo mes, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, ha sellado con Vueling un convenio por 1,3 millones de euros por un año más a cambio de reforzar las rutas a Barcelona y Valencia y mantener las de Tenerife, Las Palmas y Sevilla, aunque perdiendo la de Bilbao, tras rebajar 100.000 euros el acuerdo que rigió con la misma aerolínea este año. Marea Atlántica zanjó en cambio los convenios de la anterior corporación con Air Europa (1,2 millones) y con TAP por la ruta a Lisboa (215.000 euros).

El Concello de Santiago mantiene, tras reducir su cuantía, sendos convenios por los que abona 1,3 millones de euros. Ryanair encadena partidas municipales desde el 2008 en Compostela, habiendo ingresado este año 850.000 euros. Un recorte en la aportación le ha llevado a abandonar la ruta a Fráncfort, que ahora será explotada junto a Múnich por Lufthansa. Vueling percibe otros 450.000 euros por el segundo acuerdo con aerolíneas que se mantienen de los sellados por el anterior gobierno municipal.

La Xunta había inyectado entre el 2005 y 2012 quince millones de euros en ayudas a las tres terminales, de las que 7,8 fueron destinados a Lavacolla, 3,87 a Alvedro y 3,72 a Peinador.

Trece meses desde el último intento fallido por coordinar los vuelos en Galicia

Las reuniones del Comité de Coordinación Aeroportuaria de Galicia se cuentan en igual número que sus fracasos desde que se creó en el 2010 para intentar consensuar una distribución de vuelos entre las tres terminales aéreas y evitar la competencia interna y la duplicidad de vuelos.