Dos de cada tres pasajeros optan ya en Galicia por los vuelos de bajo coste

En solo ocho años las aerolíneas «low cost» han duplicado el volumen de usuarios

Los vuelos desde Galicia estas navidades Los vuelos desde Galicia estas navidades

vigo / la voz

Antes de que la crisis cambiase infinidad de hábitos de consumo, también en el transporte aéreo, el perfil más común de los usuarios de avión en Galicia era el de una persona que viajaba por asuntos de negocios. Aena dibujaba en el 2008 un patrón de pasajero que utilizaba las terminales aéreas gallegas en un 36,2 % por cuestiones comerciales. Un poco por debajo se situaba como motivo del viaje las vacaciones, y en último lugar los asuntos personales como impulso para volar.

Ese retrato robot ha cambiado sustancialmente en solo ocho años. La irrupción de las aerolíneas de bajo coste en la comunidad ha variado el perfil, haciendo partícipe también a Alvedro y Peinador de un tipo de usuario vacacional que debido al coste de los billetes no frecuentaba sus pistas y que también se ha disparado aún más desde entonces en Lavacolla.

A punto de cerrar el curso aéreo del 2016, dos de cada tres pasajeros que parten o llegan a Galicia lo hacen ya en líneas de bajo coste, fórmula prioritaria para los vuelos de vacaciones. De los 3,8 millones de pasajeros que han pasado por las tres terminales gallegas entre enero y octubre, 2,5 millones lo han hecho en compañías low cost, lo que equivale al 66,5 % del total. Hace ocho años, cuando las aerolíneas de bajo coste comenzaban a enraizarse en la comunidad, tan solo el 28,3 % de los usuarios de los tres aeropuertos optaban por ese tipo de compañías. En el 2008 utilizaron sus aviones 1,2 millones de pasajeros en Galicia, lo que supone que desde entonces se ha duplicado sobradamente su clientela.

Ryanair, en cabeza

Tanto en Lavacolla como en Peinador son cuatro las aerolíneas de bajo coste que han operado este año, pero con una incidencia mucho mayor en la terminal compostelana. En Alvedro, en cambio, solo Vueling oferta sus rutas en dicho segmento de precios reducidos, por lo que únicamente el 39,4 % de sus usuarios se consignan en A Coruña en el apartado de vuelos low cost. En Vigo dicho porcentaje sube hasta el 42,4 % y en Santiago se alza hasta un impresionante 86,7 %.

Ryanair no solo es la líder indiscutible en la pista compostelana, donde este mes superará ya el millón de viajeros, sino que su crecimiento en Lavacolla, sumada a su desembarco en Vigo, la ha convertido en la primera aerolínea en Galicia con 1,06 millones de pasajeros en octubre. Muy cerca se sitúa Vueling, con 1,03 millones, gracias a su implantación en las tres terminales. Eso sí, mientras la aerolínea irlandesa absorbe el 42,5 % del mercado en Lavacolla,

Vueling se queda en el 24 %, tras superar en octubre el medio millón de clientes.

Iberia Express es la tercera compañía más utilizada en Santiago, con 291.609 pasajeros en lo que va de año, atraídos por los precios de la compañía de bajo coste española; Easy Jet, otra low cost, es la cuarta aerolínea de la terminal en número de viajeros, superando a Air Europa, Air Nostrum, Air Lingus o Swiss Air entre otras.

Resisten las clásicas

En Peinador el ránking sigue liderado como en el 2008 por Iberia, que mantiene este año un 28,8 % del mercado, seguida de nuevo por Air Europa (25,4). Pero ya como primera línea de bajo coste y en su primer año de operaciones, Ryanair se ha convertido en la tercera compañía de la pista viguesa con 147.305 pasajeros acumulados en su ruta a Barcelona y las dos estivales a Dublín y Bolonia. Con ellas obtiene una cuota de mercado del 18 %, así como Vueling logra otro 14,4 con solo su ruta a la ciudad condal. Volotea, que despidió este septiembre tres años de operaciones en Vigo, es la cuarta aerolínea del sector en Peinador, tras Iberia Express, que fue sustituida por su firma matriz en el mes de marzo.

Sin competencia en el segmento del bajo coste, Vueling es líder en Alvedro con 378.641 usuarios en los diez primeros meses del año. La ruta de Barcelona le aporta el 49 % de sus pasajeros, y la de Londres, que es la tercera con más tráfico de la terminal coruñesa, otro 23,3 %.

Iberia se queda en el aeropuerto herculino como segunda opción, a 97.259 pasajeros de Vueling, mientras que Air Europa ocupa el tercer puesto a distancia de los números logrados este año por la portuguesa TAP y Air Nostrum.

Oporto presenta un idéntico 66 % de sus viajeros abonados al sector del low cost, como ocurre en el conjunto de la red aérea gallega. En el Sá Carneiro, al igual que en el conjunto de Galicia, es Ryanair la líder del mercado, pero en la terminal lusa de manera muy destacada gracias a la implantación de su base y el medio centenar de destinos que ofrece de los 72 posibles en Oporto. La TAP ha recuperado el segundo puesto en detrimento de Easy Jet, gracias a aplicar el bajo coste al puente aéreo creado este año con Lisboa.

Veintitrés destinos en la campaña de Navidad, en los que la demanda fija los precios

Difícilmente podría existir el sector aéreo de bajo coste sin otro cambio en la relación entre compañías y pasajeros como es el que ha introducido Internet. Aplicaciones móviles, portales de búsqueda y las web de las propias aerolíneas alertan de ofertas, cambios de precios, asientos disponibles y en función de la respuesta varían la tabla de precios de tal manera que en un mismo avión es realmente difícil encontrar a dos personas que hayan pagado igual importe.

A un mes del comienzo de las celebraciones navideñas, la oferta a las islas se convierte en ejemplo de cómo el bajo coste eleva sus precios al nivel de las compañías clásicas cuando la demanda es alta. Testados este jueves los 23 destinos activos y sin escalas que se pueden tomar desde Galicia en el tramo final del año y comienzo del 2017, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote se muestran como los más caros del panel de vuelos.

Con disponibilidad de plazas únicamente para volar el mismo día de Nochebuena y regresar al día siguiente de la celebración de los Reyes, la web de Vueling ofrece para Fuerteventura el trayecto más caro de cuantos se pueden adquirir para las próximas fiestas desde Galicia. Pese a su condición de bajo coste, la aerolínea marca un precio de ida y vuelta desde Lavacolla de 555,98 euros. La competencia y la mayor disponibilidad de billetes le lleva a bajar en cambio a 209,98 euros el viaje a Tenerife también desde Santiago, donde Air Nostrum marca en esa misma ruta el segundo billete más caro desde las terminales gallegas.

Viajar a Madrid con Ryanair desde Lavacolla logra la condición de mejor oferta (44,73 euros), destino que desde A Coruña llega a costar con Iberia 214 y 76 desde Vigo con Air Europa.

Para los días previos a Navidad y vuelta el 2 de enero, el vuelo más barato a Barcelona lo vuelve a ofrecer Ryanair (62,36 euros), compañía que en Vigo vende sin embargo el mismo destino en su tarifa más baja a 101,35, mientras Vueling cobra 109,98 en Alvedro.

Volar entre Santiago y Basilea o Ginebra, ida y vuelta en ambos destinos con Easy Jet, no tiene rival en cuanto a precio en lo que se refiere a las rutas internacionales. Por ochenta euros se puede enlazar con uno de los destinos suizos reactivados por la emigración, atendido también por Swiss Air, en su caso con Zúrich, donde en estas fiestas doblará el número de vuelos y plazas disponibles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Dos de cada tres pasajeros optan ya en Galicia por los vuelos de bajo coste