Uno de cada tres concellos incumple el plazo legal para pagar sus facturas

Los ayuntamientos de Lugo, Ferrol, Santiago y Ourense se sitúan fuera del margen que marca la normativa

Lo que tardan en pagar los concellos Lo que tardan en pagar los concellos

vigo / la voz

Las Administraciones públicas y las entidades que dependen de sus arcas cuentan con un plazo legal de 30 días para pagar las facturas a sus proveedores y prestadores de los servicios que contratan. Y casi uno de cada tres ayuntamientos gallegos, una diputación provincial, siete mancomunidades y una pedanía han incumplido dicha obligación legal al cierre del tercer trimestre del presente ejercicio.

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas señaló ayer que son 94 los concellos gallegos que al concluir septiembre habían pagado las facturas reconocidas fuera de plazo, es decir, de media más de un mes después de que fuese aprobada la certificación de obra o el reconocimiento de las facturas.

El ayuntamiento gallego donde más posibilidades hay de cobrar con demora es el de A Bola. La Administración municipal del concello limítrofe con Allariz necesitó 454 días para pagar sus deudas con proveedores. Ya que los primeros 30 constituyen el margen de pago legal otorgado por el departamento que dirige el ministro Cristóbal Montoro, A Bola superó en 424 el plazo para hacer frente a sus obligaciones económicas con las empresas y autónomos que han trabajado bajo su contratación. En esos 15 meses que de media emplea el concello ourensano para pagar, abonó 33.022 euros.

Los listados de Hacienda señalan que a la zaga en el retraso en los pagos se sitúan los ayuntamientos de Coristanco, que tarda de media 393 días en cumplir con el abono de sus encargos, y Rairiz de Veiga, que también supera el año de demora, con 385 días. También forman parte del top diez de la morosidad municipal Laxe (352 días), Ponteceso (345), Vilanova de Arousa (284), Nogueira de Ramuín (282), O Carballiño (254), Cospeito (243) y Castrelo de Miño (214). A ellos se suma la Mancomunidad Intermunicipal de Conso-Fieiras, desde cuya sede en A Gudiña se acumulan 214 días de media antes de abonar sus cuentas pendientes.

Todos ellos y los demás consistorios que superen la normativa de morosidad durante dos meses, ya han recibido una comunicación de alerta por parte de sus interventores. Si persisten en sus retrasos, el Ministerio de Hacienda podría llegar a retener sus participaciones en los ingresos del Estado que cada mes se derivan a sus arcas municipales.

El mejor pagador

El ayuntamiento ourensano de Vilamarín es en cambio el que mejor paga de toda Galicia. Antes incluso de que empiece a contar el calendario que se activa a los treinta días del reconocimiento de cada factura, estas ya son abonadas. En concreto, el concello de la comarca de Ourense paga a los 2,8 días de visarse las facturas, sin agotar los otros 27 de gestión administrativa y los 30 siguientes de plazo legal. En esos casi tres días Vilamarín pagó además 264.458 euros. Destacan también por su erradicación de la morosidad A Peroxa (paga 26 días antes del inicio del plazo legal); Oímbra (-24); la Mancomunidad de O Val Miñor (-25); Montederramo, Coles, las mancomunidades de A Mariña y de Santa Águeda y la pedanía tudense de Pazos de Reis (-23); Cerdido y Touro (-22); Coirós, Mesía, Baiona y la entidad menor porriñesa de Chenlo (-21), y Xove y Samos (-20).

En lo que respecta a las ciudades, Lugo vuelve a ser la que más se demora en solventar sus deudas con sus proveedores. Si en agosto acumulaba 88 días de media para pagar, ahora ascienden a 112. Ferrol también se sitúa fuera del margen normativo, al acumular 26 días a los 30 de plazo, como Santiago, que llega a los, 49 y Ourense y Narón, ambos a 33.

Tanto las diputaciones de Pontevedra (-8,5 días) como la de A Coruña (-5,6) no llegan siquiera a utilizar el plazo legal de 30 días de gestión administrativa de las facturas. El organismo provincial de Lugo es el único que supera el plazo marcado contra la morosidad en la Administración, al pasar de los 44 días de su última marca a 55 ahora, mientras que la de Ourense afronta sus deudas con proveedores en plazo (paga en 26 días).

A Coruña, con más facturas

Las nueve urbes más pobladas de Galicia acumulan en la actualidad junto a las cuatro diputaciones provinciales 80,5 millones de euros en deuda con las empresas con las que han contratado obras y servicios. El Concello de A Coruña es el que más facturas acumula en el cajón (por importe de 26,06 millones de euros), según el Ministerio de Hacienda; seguido del Ayuntamiento de Lugo (10,3 millones) y del de Santiago (9,06 millones). Los que menos adeudan son la Diputación de Pontevedra (185.269 euros) y Vilagarcía (1,8 millones).

La Xunta necesita 19 días, pero tres de sus órganos superan los 200

Aunque Hacienda apunta a que la Xunta ha pasado de pagar en 15 días sus facturas a 19 en su balance de septiembre, el Gobierno gallego se sitúa entre los seis que con más celeridad pagan, al margen de Navarra y el País Vasco, los menos morosos, pero regidos por su sistema foral. Andalucía es dentro del régimen general la que antes abona sus pagos pendientes (16,8 días), seguida de Aragón (16,9) y Asturias (17). Sin embargo, la Xunta tiene en su administración paralela diversos agujeros, como el de la Fundación Ferias y Fundaciones de Lugo, que pasa ahora de 293 días para afrontar sus facturas a 301; el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar (277 días) y la empresa pública sanitaria (Galaria), que acumula 255 días de morosidad, tras rebajar 82 desde agosto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Uno de cada tres concellos incumple el plazo legal para pagar sus facturas