Los plazos de obra revelan que en el 2018 el AVE se quedará a la puerta de Galicia

En esa fecha estará en funcionamiento un cambiador de ancho en Pedralba (Zamora)

El AVE en el 2018 El AVE en el 2018

redacción / la voz

La nueva legislatura se iniciará con la certidumbre de que el compromiso de terminar el nuevo acceso ferroviario a Galicia en el 2018 es ya una quimera superada por la realidad. Los plazos de obra que maneja el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ya dejan claro que a finales del 2017 o en el 2018 el AVE se quedará a las puertas de Galicia, pero no irá más allá de Pedralba de la Pradería, en Zamora.

Aunque desde hace tiempo ya era evidente que la fecha comprometida por el Gobierno de Rajoy para poner en servicio la línea de alta velocidad entre Olmedo (Valladolid) y Ourense estaba ya superada por el retraso general de las obras y de la tramitación de la variante de la capital ourensana, una licitación de un contrato de asistencia técnica para las obras de construcción del cambiador de ancho de Pedralba revela que esta población zamorana será el punto final de la vía de ancho internacional -la habitual en trazados de alta velocidad- en el 2018. Así, el plazo de ejecución de esta asistencia es de 14 meses y se prevé que sea adjudicada a partir de enero del 2017. En la zona también está pendiente la construcción de un paso elevado de la vía convencional con un plazo de ocho meses, que debe habilitarse antes que el cambiador.

Es posible que se puedan acortar plazos para que el cambiador entre en servicio, aunque fuentes consultadas no creen que funcione antes de diciembre del 2017. En cualquier caso, a efectos operativos ferroviarios, el cambiador marca el fin de la infraestructura de la alta velocidad en la montaña zamorana. En los planes del ADIF está previsto que en la localidad de Lobeznos, muy cerca de Pedralba, los trenes de ancho variable como el Alvia se adapten a la vía convencional, que seguirá en funcionamiento hasta Ourense durante un tiempo indeterminado. Pedralba, por tanto, será la estación término de las vías de altas prestaciones como hoy lo es Zamora. Y este paso acortará el viaje media hora más.

Aunque estaba previsto abrir el tramo Zamora-Pedralba a finales de este año, las obras se retrasaron considerablemente. La plataforma aún no está del todo terminada, quedan algunos túneles y viaductos por finalizar y, además, aún no se ha empezado con el montaje de balasto y vías ni con la electrificación -aunque ya hay algunos postes- y los elementos de seguridad, que forman parte de contratos ya adjudicados.

Proyecto para Ourense

En paralelo, el ADIF busca una solución transitoria para el retraso de la variante de Ourense, que sigue atascada por cuestiones medioambientales. El administrador licitó recientemente un contrato para redactar un proyecto con el objeto de conectar la línea de alta velocidad con la convencional en Taboadela. Este contrato también prevé la implantación del ancho internacional entre Taboadela y Ourense, para que los AVE puedan circular, probablemente gracias a un tercer carril, por el trazado antiguo. Junto a esta opción se plantea también utilizar trenes AVE de ancho variable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Los plazos de obra revelan que en el 2018 el AVE se quedará a la puerta de Galicia