La velutina y la sequía reducen entre el 30 y el 40 % la producción de miel

El sector descarta subir el precio para poder competir y reclama una línea de ayudas


Redacción / La Voz

Los apicultores de la montaña de Lugo están estos días terminando la recolección de la miel. Para ellos será una buena campaña, pero serán los únicos que salgan bien parados de un año que, a punto de finalizar la recogida, pinta negro para los productores. El año pasado se recogieron en Galicia dos millones de kilos de miel; en este la cosecha será entre un 30 y un 40 % más baja, según los cálculos que maneja la Asociación Galega de Apicultura (AGA).

Esa notable caída la atribuye el sector a dos factores. Por una parte, las condiciones climáticas de este año, con una primavera fría y lluviosa y un verano muy seco y caluroso. Por otra, el efecto de la avispa velutina, un insecto invasor que actúa como depredador de las abejas y que está causando una disminución en su población. La velutina, o avispa asiática, va ganando terreno desde el litoral hacia el interior, de ahí que los daños estén siendo mayores en la Galicia costera, donde, según Jesús Asorey, portavoz de la Asociación Galega de Apicultura, la producción de miel puede estar entre un 50 y un 60 % por debajo de la del año pasado.

La avispa velutina incide sobre la población de abejas de dos maneras. Por una parte, las mata y alimenta con su cuerpo a sus larvas. Por otra, al acechar sus colmenas las atemoriza y dejan de salir a buscar comida, lo que acaba por debilitar los enjambres y por provocar la muerte de muchos miembros de la colonia.

Los efectos se han notado en la cosecha de miel y se notarán en los próximos meses en las colmenas. Las abejas no han salido a buscar alimento con normalidad y no se han aprovisionado debidamente para el invierno, así que si quieren mantenerlas con vida, los apicultores tendrán que proveerlas de comida hasta que llegue la primavera.

Pese a que la cosecha será más baja, los productores gallegos no subirán el precio de la miel. Asorey explica por qué: «No mercado internacional o prezo anda á baixa, e aínda que o noso mel é de superior calidade e temos unha denominación de orixe non podemos subir os prezos».

Esta disminución de la producción y la imposibilidad de subir los precios han llevado al sector a pedir a la Xunta que habilite una línea de ayudas que les permita hacer frente a las pérdidas. Además, apuestan por la investigación para poder dar con una fórmula eficaz para, cuando menos, contener la expansión de la avispa asiática.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La velutina y la sequía reducen entre el 30 y el 40 % la producción de miel