Educación forma a dos mil profesores para combatir el acoso en los colegios

Más de cien centros de la comunidad han suscrito contratos programa de temas relacionados con la convivencia


Santiago / La Voz

La lucha contra el acoso escolar y la mejora de la convivencia en las aulas es una batalla en la que están implicados todos los miembros de la comunidad educativa: alumnos, familias y profesores. La formación es fundamental, y eso lo tienen claro tanto la Consellería de Educación como los propios docentes. El curso pasado, más de dos mil profesores participaron en actividades de formación específica sobre la convivencia escolar y el bullying. En total, se llevaron a cabo más de un centenar de acciones de formación de profesorado, muy implicado en lo que a aprender sobre la convivencia y el acoso se refiere. Siete de cada diez profesores consultados en la encuesta sobre convivencia escolar que realizó la Xunta nombraban como un factor de influencia en el clima escolar adscribirse a planes y programas en los que se trabaje esta materia.

Y lo hacen. Porque, según los datos aportados por la consellería, un total de 48 centros de la comunidad han incluido esta temática en sus planes de formación propios y otros 106 cuentan con un contrato programa sobre convivencia escolar. Esos contratos programa sirven, por ejemplo, para financiar el programa de mediadores que ya se ha implantado en casi una treintena de centros de Galicia, y que cuenta con cerca de 500 chavales implicados. Esos mediadores entre iguales son formados por profesores antes de participar en el programa. Y esos docentes, a su vez, tienen que aprender sobre el acoso y el programa antes de enseñárselo a los alumnos.

También la Delegación del Gobierno se ha tomado en serio lo que tiene que ver con formación en materia de convivencia escolar. El curso pasado, más de 85.000 miembros de la comunidad educativa de más de mil centros escolares de la comunidad participaron en alguna de las actividades realizadas. Más de 480 de estas charlas y talleres tenían como temática el acoso escolar. Otras 900 estaban relacionadas con el uso responsable de las nuevas tecnologías.

Galicia está algo por debajo de la media española

Los que hoy son adultos, miran atrás y se ven reflejados. Lo han visto en las aulas. En el peor de los casos, lo han practicado o lo han sufrido. O simplemente han sido cómplices de la situación haciendo de público. El acoso escolar no es nuevo. Lleva muchos años ocurriendo. Pero no se le ponía nombre y, sobre todo, el foco no estaba sobre él.

Las cifras

Muy lejos del drama andaluz. Aunque las cifras son escalofriantes -el 7 % de los estudiantes de ESO dicen haber sufrido acoso ocasional en el aula, lo que equivale a más de 6.000 jóvenes- Galicia está por debajo de la media de España en lo que a prevalencia del acoso en las aulas se refiere. La media española se sitúa en un 9,3 % y lejos de porcentajes abrumadores como el de Andalucía, con más de un 12 % de alumnos que se declaran víctimas de acoso.

La visibilidad

Una problemática oculta. Los expertos apuntan a que no es que los casos de hostigamiento entre escolares hayan aumentado, sino que, al igual que ha ocurrido con la violencia machista, la sociedad ha puesto el foco en esta problemática. La Xunta cuenta ya con un diagnóstico y una estrategia sobre convivencia escolar y el Ministerio de Educación también se ha puesto a trabajar en el tema. El problema es que muchos de los casos nunca llegan a oídos de los adultos. Lo reconocen los propios docentes que coordinan programas para combatir el acoso, que dicen que hasta hace relativamente poco o el acoso no se conocía o se le restaba importancia. Ya no.

El perfil

Cualquiera puede ser acosado. Aunque las estadísticas ponen el acento en que las niñas son más dadas a ser víctimas de acoso y hay más acosadores varones, lo cierto es que cualquiera puede ser en un momento dado víctima del hostigamiento, especialmente a través de las nuevas tecnologías. La forma más habitual de acoso es el psicológico, a través de insultos, aislamiento social o burlas. Las agresiones físicas las sufren alrededor del 6 % de las víctimas de acoso. ¿Por qué acosan los acosadores? Ni ellos mismos lo saben. De una batería de razones para agredir a un compañero, la mayoría de los alumnos que se reconocen acosadores contestan «no lo sé» a la razón de su comportamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Educación forma a dos mil profesores para combatir el acoso en los colegios