Buscan la señal de un móvil que hiciese el mismo recorrido que el teléfono de Diana Quer

La Guardia Civil cruza datos para llegar al propietario del celular que está rastreando


Ribeira / La Voz

La huella que dejó el móvil de Diana Quer en la madrugada que desapareció sigue siendo uno de los pilares de la investigación para dar con su paradero 46 días después de habérsele perdido el rastro. Las señales emitidas por dicho terminal están claras. Tanto es así que pueden ubicarse temporal y geográficamente para reconstruir el recorrido que hizo el teléfono aquella madrugada. El objetivo en el que se trabaja ahora, que implica un vasto desgaste por lo minucioso de la tarea, consiste en rastrear las emisiones de otro teléfono que coincidan en el tiempo y en el espacio con las señales del celular propiedad de la joven desaparecida.

Las fuentes consultadas insisten mucho a la hora de exponer que no está claro que Diana Quer estuviera con su teléfono a partir de las 2.30 horas de aquella madrugada, aunque las hipótesis más solventes apuntan a que sí lo tendría en su poder. Lo que está confirmado es que el teléfono de la madrileña recorrió en un espacio relativamente corto de tiempo el trayecto por la autovía de Barbanza, de unos 20 kilómetros, que separa su localidad de veraneo, A Pobra do Caramiñal, de Taragoña, la parroquia de Rianxo en la que se pierde el rastro del citado móvil. De hecho, tal y como publicaba ayer La Voz, las últimas conexiones del teléfono de Diana se ubican en algún punto aún por determinar con exactitud de la parroquia de Taragoña.

La penúltima señal se registró sobre las 3.00 horas y la segunda, pocos minutos antes de las 04.00. Esta conexión duró menos de cinco segundos, y el teléfono captó un paquete de datos que quedó registrado, tal y como pudieron contrastar los investigadores. La tesis más solvente que se maneja es que Diana Quer habría estado esa hora, de forma voluntaria o forzosa, en Taragoña y que la persona con la que se desplazó en coche por la autovía de Barbanza también llevaría un teléfono móvil.

Una parte importante del trabajo que se está llevando a cabo desde hace días tiene como finalidad captar las señales del móvil que tendría consigo la persona que estuvo con la joven madrileña aquella madrugada, aunque se trata de un trabajo muy complejo y laborioso por varios motivos. El primero es el desconocimiento que existe sobre dicho teléfono y la compañía a la que pertenece. Es decir, cada teléfono capta señales a través de diferentes repetidores en función de la compañía a la que esté asociado. En el caso de Diana se supo, gracias a la colaboración familiar, qué teléfono se buscaba o a qué compañía pertenece. Facilidades de las que no disponen los investigadores en esta parte del caso.

Carta de la madre

Mientras la investigación avanzaba, la madre de Diana Quer difundió ayer una carta para reafirmar todo lo dicho hace dos días por su exmarido, Juan Carlos Quer, y «agradecer sinceramente» a las fuerzas de seguridad del Estado y, de forma muy especial, tanto al grupo de Policía Judicial como a la UCO sus esfuerzos. «Agradezco el enorme esfuerzo que están realizando y el empeño que están poniendo para lograr esclarecer los hechos y obtener el resultado por todos deseado», afirmó.

En la misiva también cita a los medios de comunicación que contribuyen a mantener vivo el interés público por encontrar a su hija.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

Buscan la señal de un móvil que hiciese el mismo recorrido que el teléfono de Diana Quer