Los maquinistas portugueses piden más seguridad para el Vigo-Oporto

Reclamarán la electrificación del tramo Valença-Nine y la implementación del ASFA digital en los trenes que van de Vigo a Valença


vigo / la voz

Los maquinistas portugueses reclamarán al Gobierno de su país, a la empresa Comboios de Portugal, a Renfe y también a la Administración española que el accidente ferroviario de O Porriño sea tomado como el definitivo punto de inflexión para proceder a la implantación de medidas de seguridad efectivos en el material rodante y en la vía en un servicio que en gran parte del tramo luso se sigue haciendo por control telefónico y con un ferrocarril sin ningún dispositivo automático que pueda corregir un posible fallo humano.

«No podemos saber aún qué motivó el accidente, y seguramente ha habido una convergencia de circunstancias como la velocidad, una mala información, obras, una posible avería y por eso hay que corregir todas las condiciones de seguridad, implantando en primer lugar el control automático en el tren», señala Antonio Medeiros, presidente del Sindicato Nacional dos Maquinistas dos Comboios de Ferro Portugueses. «Está claro que la velocidad del tren no se correspondía con la de la vía en la que entró, pero hay que determinar por qué ocurrió, pero también concluir que el sistema existente no es fiable, es obsoleto y necesita ser cambiado».

Medeiros anuncia que los maquinistas lusos reclamarán que, tras el accidente, el Gobierno de su país acelere la electrificación del tramo Valença-Nine (Famaliçao), en la actualidad solo controlado telefónicamente desde las estaciones y sin ningún sistema de seguridad a mayores en el tren y en la vía, como sí tiene el resto del trazado hasta Oporto con el sistema Convel, que frena y reduce la velocidad del ferrocarril si supera la velocidad máxima marcada desde cada baliza. La misma petición será hecha por los maquinistas portugueses ante las autoridades españolas para que implementen el ASFA digital en los trenes que cubren el tramo entre Vigo y Valença. «El modelo básico con el que cuentan es obsoleto, al igual que el modelo del tren alquilado a Renfe, una decisión a la que Portugal recurrió para superar su falta de material rodante para las zonas sin electrificar», concluye Medeiros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los maquinistas portugueses piden más seguridad para el Vigo-Oporto