Treinta concellos rurales, 17 en Ourense, contarán con casas nido para menores de 3 años

Elisa Álvarez González
Elisa Álvarez SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

ALBERTO LÓPEZ

Arranca un proyecto que beneficia a un máximo de 150 niños

09 sep 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Este curso comienzan a funcionar en Galicia las casas nido en concellos rurales de menos de cinco mil habitantes. Se trata de un recurso para que las familias que viven en municipios en donde no hay escuelas infantiles ni públicas ni privadas puedan conciliar vida laboral y familiar. Núñez Feijoo explicó en la reunión del Consello de la Xunta cuál es la situación de este programa piloto que comenzará en treinta ayuntamientos y beneficia a un máximo de 150 pequeños de cero a tres años.

La Xunta recibió 49 solicitudes para poner en marcha estas infraestructuras y 40 cumplían los requisitos. Finalmente se adjudicaron treinta, la mayoría, 17, en la provincia de Ourense. En concreto en los concellos de Amoeiro, Baños de Molgas, Calvos de Randín, Carballeda de Avia, Castrelo de Miño, Cenlle, Cortegada, Entrimo, A Gudiña, Leiro, Lobios, Manzaneda, Maside, Monterrei, Piñor, Porqueira y A Veiga. En Lugo comenzarán a funcionar siete en Begonte, Castroverde, O Corgo, Láncara, As Nogais, Portomarín y Xermade. A Coruña solo tendrá dos, en Cerdido y Frades; y en Pontevedra se situarán en Dozón, A Lama, Mondariz y Pazos de Borbén.

Feijoo aseguró que arrancarán en septiembre, «a medida que se vaian incorporando os cativos e se vaian enchendo da demanda que se pon a disposición dos concellos». En cada casa puede haber un máximo de cinco niños, y los cuidadores necesitan un título, que puede ser de técnico superior en educación infantil, grado en educación infantil, en primaria, pedagogía, psicología o educación social.