Los partidos ante los problemas de Galicia: sin medidas frente al declive demográfico

Se limitan a apuntar en que el empleo de calidad es esencial para que aumente la natalidad


santiago / la voz

Empleo y oportunidades. En estas dos palabras se resumen, sin mucha más concreción, buena parte de las recetas que ofrecen las principales fuerzas políticas gallegas para afrontar uno de sus principales desafíos que tiene Galicia a medio plazo: el declive demográfico. Efectivamente, la comunidad gallega es, junto a la vecina Asturias, la que encabeza el llamado invierno demográfico de España, es decir, que registra los índices de fecundidad y natalidad más bajos, con 1,07 hijos por mujer, frente al promedio de 1,3 del conjunto de España o al 1,59 de la Unión Europea.

Efectivamente, Galicia acumula siete años perdiendo población, lo que supone un retroceso de más de 80.000 personas en el censo, lo que retrotrae a la comunidad a los niveles demográficos de 1960. Esta merma en la tasa de natalidad no es compensada tampoco por los saldos migratorios, lo que convierte a Galicia en un territorio cada vez más envejecido y con un dinamismo socioeconómico muy comprometido.

Y la respuesta de los partidos políticos a este problema de país sigue siendo, en términos generales, muy vago. Por ejemplo, toda la apuesta por la revitalización demográfica que hace la candidata de Ciudadanos a la Xunta, Cristina Losada, se resume en decir que su formación quiere una «Galicia de oportunidades» que pueda retener el talento. Así sin más. Algo parecido ocurre con la receta que esboza el candidato de En Marea, Luís Villares, quien discrepa incluso con la propia concepción de «declive demográfico» y sostiene que la tendencia solo se puede invertir cuando en Galicia se genere «traballo digno».

Lo cierto es que en poner el empleo en el centro del debate coinciden todos. Pero hay fuerzas políticas que afinan un poco más. Como Ana Pontón (BNG), que apuesta también por ampliar los servicios de conciliación laboral y familiar, al igual que hace el candidato socialista, Fernández Leiceaga, que apuesta por trasladar esta idea al centro del diálogo social entre la patronal y los sindicatos.

Desde el Gobierno, Alfonso Rueda admite que un asunto complejo y que, aparte de empleo, hay que incidir en la prestación de servicios y plazas de guardería para que Galicia sea un lugar atractivo para tener niños. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los partidos ante los problemas de Galicia: sin medidas frente al declive demográfico