El tramo negro de la A-8 se cerró dos veces por niebla en menos de 24 horas

El miércoles por la tarde se cortó por falta de visibilidad, algo que se hizo de nuevo el jueves al mediodía


Vilalba / La Voz

El tramo negro de la A-8, los 16 kilómetros que van de Arroxo (Lourenzá) a A Xesta (Abadín), se cerró poco antes de las siete de la tarde del jueves debido a la niebla. Fue el segundo corte en menos de 24 horas, puesto que el miércoles, alrededor de las ocho y media de la tarde, la falta de visibilidad ya había aparecido en el entorno del Fiouco (A Pastoriza), el de mayor altitud de toda la transcantábrica con sus 698 metros de altitud.

La circulación se restableció en torno a las doce y media del mediodía del jueves, pero la normalidad apenas duró seis horas. La niebla reapareció, y a turismos, camiones y autocares no les quedó otra alternativa que la ya conocida en estos casos, circular por la vieja N-634. En la mañana del jueves, antes de que el tráfico pudiese utilizar una autovía en la que se está colocando un nuevo radar de tramo, la circulación por la carretera nacional fue intensa en algunos momentos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El tramo negro de la A-8 se cerró dos veces por niebla en menos de 24 horas