Varios testigos relacionan al entorno de los feriantes con la desaparición de Diana Quer

Los investigadores mantienen abiertas todas las hipótesis sobre el paradero de la joven

La madre de Diana Quer: «Te vamos a encontrar» En la Pobra de Caramiñal continúa la busqueda de Diana Quer, la joven que dasapareció la madrugada del pasado lunes. La Guardia Civil se centra en tres posbles hipótesis para intentar dar con su paradero. Son ya cuatro días de espera para la familia.

Ribeira / La Voz

La colaboración ciudadana está siendo una baza importante en la investigación de la desaparición de la joven madrileña Diana Quer en A Pobra do Caramiñal. Así, aunque se mantienen abiertas todas las hipótesis, los investigadores conocieron el jueves nuevos detalles que podrían relacionar al entorno de los feriantes con el caso después de escuchar a varios testigos que se acercaron a informar de cuestiones que pueden ser de interés. Una mujer, por ejemplo, acudió al Concello para poner en conocimiento de los agentes algo que había visto relacionado con el suceso. Al parecer, la versión de la testigo está relacionada con las barracas instaladas durante las celebraciones del Carme dos Pincheiros. Pero este no fue el único testimonio sobre la desaparición de la muchacha. Varias jóvenes pasaron por las dependencias municipales para informar a las autoridades de que también se vieron acosadas y vivieron situaciones similares a las que pudo sufrir Diana Quer.

Dos días antes de la desaparición de la chica, en el paseo de O Areal, a escasos metros del lugar donde fue vista por última vez, una mujer se encontró con un hombre moreno que se habría dirigido a ella con las mismas palabras: «Morena, ven aquí». Diana Quer, de la que nada se sabe desde la madrugada del lunes, envió un mensaje a una amiga cuando regresaba sola a su casa y poco antes de que se le perdiese la pista, en el que decía: «Me estoy acojonando, un gitano me estaba llamando». La pregunta de su interlocutora fue: «Y qué te ha dicho». Diana contestó: «Morena, ven aquí». Fue la última frase que al parecer envió con su móvil. Las jóvenes que fueron a declarar insistieron en que durante las fiestas se vieron acosadas con frases similares a las que denunció Diana. Algunas comentaron que procedían de un hombre de tez morena.

Declaraciones en el Concello

Han sido muchos los vecinos que quisieron aportar su granito de arena para la investigación. El jueves, un agente de la Policía Judicial de la Guardia Civil estuvo en un despacho del Concello tomando declaración a varias personas que decían tener algo relacionado con el caso. El mutismo sigue siendo total entre los investigadores. Solo insisten en que continúan trabajando para esclarecer el caso.

Los agentes continúan trabajando en varias pistas. La madre dijo que se estaba investigando a los ocupantes de un Audi A3 que al parecer se interesaron por llevarla hasta el pueblo. Después de que el lunes les tomasen declaración, se fueron a sus casas y su sorpresa fue cuando vieron en televisión que les relacionaron con el caso, por lo que se fueron a quejar al cuartel.

En la mañana de el jueves una brigada canina acudió a la localidad para inspeccionar el terreno. A primera hora, un perro comenzó a rastrear desde el domicilio de la familia hasta las inmediaciones del paseo de O Areal, donde fue vista la joven por última vez por una conocida.

Los rastreos del can no arrojaron ninguna luz sobre lo que pudo pasar esa noche con Diana Quer. Nada más terminar, los agentes que estaban a su cargo acudieron a la casa, situada en la parroquia de O Xobre, para informar a los allegados de la actuación. El padre apuntó: «Mejor que no apareciese nada».

Zona de As Xunqueiras

Paralelamente a la actuación de la búsqueda por parte de la unidad canina entre O Xobre y el casco urbano, agentes de la Guardia Civil recorrieron varios lugares del término para conocer con exactitud por donde estuvieron en los últimos días los voluntarios de Protección Civil inspeccionando el terreno. El miércoles unos agentes visitaron la zona de As Xunqueiras con la intención de hacer un recorrido a fondo. Un trabajador municipal que estaba adecentando el jardín les mostró los lugares más peligrosos y las zanjas. Este mismo hombre se sumó a las labores de rastreo mirando debajo de las pasarelas de madera.

Aunque el hermetismo es total por parte de los investigadores, el jueves trascendió que este viernes podría acudir a la villa la unidad canina para ampliar el radio de acción del rastreo y seguir inspeccionando las zonas por las que pudo haber pasado la joven. Algunos vecinos han criticado la escasa actividad de búsqueda ya que consideran que sería necesario poner en marcha un dispositivo de búsqueda más amplio.

«No te preocupes, no te dejaremos sola»

La casa de la familia Quer-López Piñel volvió a ser tomada por numerosos periodistas que siguen el caso. Los padres comparecieron ante los medios de comunicación para informar de cómo está la investigación. Los progenitores insisten en la necesidad de que se continúe trabajando y que no se baje la guardia.

Juan Carlos Quer habló de la última conversación de Diana con una amiga del colegio en la que le informaba de que un hombre moreno la estaba siguiendo. Dijo que era una pista en la que se estaba trabajando como en varias más. Insistió en reclamar el apoyo ciudadano pero también son conscientes de que su hija puede estar en cualquier sitio de la península. Dijo que hasta el momento «todo sigue igual y nosotros no sabemos mucho más».

Sobre las posibles hipótesis insistió en que no hay ninguna que tenga más fuerza que otra. Reconoce que todavía «hay que esclarecer tramos horarios que continúan oscuros».

El padre de la joven volvió a agradecer a la Guardia Civil el «esfuerzo que está realizando pues está utilizando todos los recursos disponibles». Juan Carlos hizo un llamamiento a los políticos para que se dejen de «noticias huecas y se dediquen a solucionar problemas de los españoles como estos». Por último, el progenitor descartó que la desaparición de su hija tenga algo que ver con un secuestro.

La madre confesó que se encuentra muy mal pero tuvo fuerzas para reclamar que no se baje la guardia. También hizo un llamamiento a su hija: «Diana, si me puedes ver, no te preocupes, no te dejaremos sola y continuaremos buscándote».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
70 votos
Comentarios

Varios testigos relacionan al entorno de los feriantes con la desaparición de Diana Quer