Podemos irrumpe dividido en las mareas de A Coruña y Pontevedra

La movilización de la formación morada le permitió copar la mitad del censo

Las listas provinciales de las mareas Las listas provinciales de las mareas

Santiago / La Voz

Los temores de la coordinadora de En Marea se cumplieron. Podemos Galicia, el último invitado al partido instrumental, desembarcó en el proyecto sin contraprestación alguna pero se cobró un buen puñado de puestos con posibilidades de salida, desplazando de estos a los candidatos nacionalistas (Anova), a los de Esquerda Unida y, sobre todo, a los que concurrían apadrinados por mareas locales. Este diagnóstico es inapelable en las provincias de A Coruña y Pontevedra, pero no es aplicable a las de Ourense y Lugo, donde las listas quedaron más heterogéneas.

Por esta última provincia el número será, como estaba anunciado, Luís Villares. El candidato impuesto por las cúpulas tenía reservado el número 1 por Lugo, y en las votaciones no había otra opción que no fuera él, pero faltaba por conocer el nivel de respaldo. Finalmente obtuvo un 86,80 % de respaldo -un 13 % en blanco- sobre un censo total de 13.415 personas y 10.143 votantes, lo que se traduce en un 75 % de participación.

Esas son las cifras oficiales sobre las que la coordinadora no quiso dar muchos más detalles, pero por distintas fuentes afloraron otros datos que permiten entender los resultados. Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, desveló poco después de terminar la votación que la formación morada aportó unos cinco mil votantes, que al final fueron casi la mitad del censo. Si se tiene en cuenta que muchos de los que contabilizaba En Marea antes de la integración ya eran de Podemos, su posición de fuerza tenía que verse reflejado de alguna forma.

Las dudas generadas al entrar en el partido instrumental por la puerta de atrás, decisión que a su vez generó una división que también se ve patente en la configuración final, provocaron una movilización en las filas moradas, que tendrá más oportunidades que ninguno de colocar a diputados en O Hórreo que, sin embargo, están abiertamente enfrentados a nivel interno.

Los resultados de Pontevedra evidencian el complejo panorama. De forma genérica, Podemos se hace con seis de los diez primeros puestos, incluidos el primero y el segundo. El número uno es para Carmen Santos, que promovió la candidatura oficialista Contigo Podemos; y el dos para Marcos Cal, de En Confluencia Podemos, que representa a los que querían ir con las mareas a toda costa. El tercero, de salir, sería para Eva Solla, que ya estuvo en el proyecto de AGE en la anterior legislatura a través de Esquerda Unida; el cuarto lo consiguió Juan Merlo, que es la mano derecha de Santos en el partido; y el quinto fue para Paula Quinteiro, miembro del consejo de Podemos que ya se había integrado en la marea antes del famoso tuit de Pablo Iglesias.

La opción de Beiras y Noriega

En A Coruña la irrupción de Podemos se vio suavizada por la influencia de las cúpulas de las mareas, aunque también se producen matices de interés en las luchas de poderes municipalistas. De salida, el cabeza de lista pertenece a Anova. Antón Sánchez, que también fue diputado con AGE, era la apuesta de Xosé Manuel Beiras y Martiño Noriega. De segunda por A Coruña quedó Luca Chao, de En Confluencia Podemos. Santos acaba de expulsarla de los órganos de dirección de Podemos y encontró acomodo en esta lista promovida y apadrinada por los diputados de En Marea Antón Gómez-Reino y Ángela Rodríguez. De alguna manera también refleja la fractura geográfica en la formación morada, ya que esta candidatura logró también el quinto puesto (Pancho Casal), mientras que la cuarta posición quedó para la gran apuesta de Santos, la profesora Magdalena Barahona. Entre unos y otros, en tercer lugar, irrumpe el economista Manuel Lago, de CC. OO., que encabezaba una lista con militantes de Esquerda Unida.

Para medir la fuerza de las mareas locales en A Coruña hay que irse hasta los puestos seis, siete y ocho, que de conseguir esos escaños de representación en el Hórreo estarían ocupados por candidatos arropados por Compostela Aberta y la Marea Atlántica. El alcalde Xulio Ferreiro pidió abiertamente el voto para los miembros de Mar de Todas, aunque es posible que una parte de los inscritos coruñeses de ese entorno también hayan optado por la lista de Luca Chao.

Un proceso «acelerado»

Los líderes de las mareas evitaron hacer valoraciones sobre los resultados y fue un miembro del comité electoral, Javier Vázquez, el encargado de hacer público lo que consideró un «proceso exemplar». Vázquez consideró satisfactoria la resolución «acelerada de confluencia» que en futuras citas deberá limar cuestiones organizativas que se adaptaron sobre la marcha por la irrupción de Podemos, a la postre decisiva.

El candidato más votado de Ourense deberá dejar su puesto a una mujer

Cosas de las cremalleras y de los candidatos elegidos a dedo. Al salir un hombre de cabeza de lista en A Coruña (Antón Sánchez) y una mujer en Pontevedra (Carmen Santos), en Ourense no quedaba otra que la liderase una mujer para compensar la presencia de Villares en Lugo. Será María de los Ángeles Cuña Bóveda, que iba como independiente en una lista con otros miembros de Esquerda Unida, y que desplaza al más votado en la provincia, el exalcalde de Manzaneda, David Rodríguez Estévez, ex del BNG y ahora en Anova. El tercer puesto queda en manos de María Eva Gutiérrez, que también está en entorno de Anova. En el cuarto puesto y con menos posibilidades de obtener representación aparece el veterano político Xosé Manuel Pérez Bouza, otro que estuvo en el Bloque y que hasta hace poco estaba integrado en Compromiso por Galicia. El primer representante de Podemos aparece en el puesto sexto, y es de la línea crítica con Santos.

En Lugo es la corriente beirista la que puede mostrarse más satisfecha por los resultados de las primarias, mientras que Podemos y Esquerda Unida tendrán difícil mojar en el Hórreo. Detrás de Villares aparece Paula Vázquez Verao, vinculada a Cerna, que logra el segundo puesto a pesar de que en su lista (Rede Mareas de Lugo) iba de sexta. Curiosamente, queda por delante de los que la encabezaban, Víctor Andrés Álvarez y María Isabel García.

Reflexión de los críticos

En el caso de Lugo, la primera opción de Podemos también procede de la línea crítica. Josito Pérez Afonso ocupa el quinto puesto, y su presencia demuestra las dificultades que tendrá Carmen Santos para hacerse de nuevo con las riendas del partido.

Además de las reacciones de los líderes de las mareas, en los próximos días también se conocerá la posición de los críticos de Podemos, que condicionaron el apoyo electoral a una presencia en puestos relevantes, un objetivo que parece que han conseguido. Sobre las denuncias judiciales presentadas por los críticos por la difusión de datos y la suspensión de las primarias de Podemos sí opinó Pablo Echenique, quien considera que no tienen «ningún fundamento jurídico».

La coordinadora avisa a los críticos: «Non van esquecer os vosos nomes»

Iago Martínez, mano derecha de Xulio Ferreiro en el Ayuntamiento de A Coruña y uno de los miembros de la coordinadora de En Marea, generó controversia entre los simpatizantes y activistas con un comentario en las redes sociales que publicó unas horas antes de que se conocieran los resultados. En él dedicaba unos párrafos a agradecer a los que trabajaron en las últimas semanas por el proyecto común, pero también se acordó de los críticos y de los que acudieron a las urnas con ánimos de «vinganza ou de razzia». A ellos les deja un mensaje final: «As persoas boas e xenerosas non van empregar todo ese traballo ruín que fixestes para cuestionar os resultados se vos son favorables. Estou seguro. Tan seguro como de que non van esquecer os vosos nomes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Podemos irrumpe dividido en las mareas de A Coruña y Pontevedra