La situación mejora, pero Galicia sigue cubierta de humo por los incendios

Este viernes se cerró con tres incendios activos en la comunidad

Incendio forestal en Coaxe
Incendio forestal en Coaxe

Redacción / La Voz

Tras cinco días ardiendo intensamente, buena parte de Galicia se encontraba ayer cubierta de humo. Las imágenes del Meteosat daban testimonio de ello y mostraban un manto gris sobre Galicia y Portugal que los meteorólogos no asociaban a ningún fenómeno natural y que, por lo tanto, habría que relacionar con el humo de las más de 6.600 hectáreas quemadas en los últimos días.

A última hora de ayer trece fuegos de más de 20 hectáreas -Medio Rural solo da información de los que superan esa superficie- seguían quemando el monte gallego. Solo uno permanecía declarado como situación dos, aquellos que están próximos a viviendas. En el último parte ofrecido por la Consellería do Medio Rural, con datos de las ocho de la tarde, figuraban dos incendios en ese nivel, el iniciado el miércoles en Porto do Son, donde ya ardieron unas mil hectáreas, y el de Arbo, que desde el miércoles ha calcinado ya 1.583 hectáreas de monte. Pero una hora más tarde se desactivaba esa alerta en el último de ellos.

En Barbanza se vive con calma tensa, después de una jornada en la que no se han registrado nuevos incendios y en la que los vecinos afectados intentan volver a la normalidad. La madrugada fue especialmente dura en la localidad de Balteiro, en la parroquia de Oleiros, en el municipio de Ribeira. Tras pasar la noche fuera, los clientes pudieron regresar por la mañana a las instalaciones del cámping Ría de Arosa. Los hidroaviones estuvieron durante toda la mañana refrescando las zonas afectadas y los servicios de extinción realizaron rondas para evitar cualquier sorpresa desagradable. Medio Rural dio por extinguido ayer a media mañana el incendio de Baroña, que se originó el miércoles por la tarde, pero nadie se muestra tranquilo en Porto do Son.

En Arbo seguía ayer ardiendo. Los vecinos del barrio de San Xoán, donde las llamas estuvieron a punto de alcanzar una decena de viviendas, recibieron la visita del presidente de la Xunta, que valoró su esfuerzo a la hora de combatir el fuego junto a medio millar de efectivos. En Quireza (municipio de Cerdedo) hubo un incendio que afectó a más de 20 hectáreas pero que pudo ser controlado a lo largo de la tarde. Llegó a estar a 200 metros de una casa en rehabilitación de la aldea de Outeiro.

Cotobade, el municipio que fue zona cero en la oleada de incendios del 2006, vuelve a ser golpeado por los incendiarios. Si ayer a primera hora de la tarde, la Consellería de Medio Rural daba por extinguidos los fuegos que afectaron a lo largo de esta semana a las parroquias de Viascón y Tenorio, y que calcinaron más de 400 hectáreas, al anochecer se desataba un nuevo incendio, esta vez en la parroquia de Carballedo. Al cierre de esta edición, el 085 confirmaba que ya habían ardido más de 20 hectáreas, pero los vecinos alertaban que la superficie podría incrementarse ampliamente.

Poco antes de las tres y media de la tarde, una columna de humo advertía de que estaba ardiendo el monte en el lugar de Coaxe (Catoira). Los primeros medios se esforzaron en cortar el paso de las llamas hacia las casas situadas unos metros más abajo. Lo lograron relativamente pronto, pero el fuego inició una loca carrera monte arriba. Al filo de las ocho y media de la tarde, las llamas estaban cerca del lugar de Cerneiras-Setecoros, en Valga. Había devorado ya más de una veintena de hectáreas pese a los esfuerzos de los servicios de extinción. En Cerneiras, Protección Civil pidió que los ancianos fuesen trasladados a otro lugar para pasar la noche.

Varias brigadas de la Xunta, los bomberos de Ferrol y personal de emergencias de Narón trataban anoche de poner coto a un incendio que se inició en un monte arbolado de la parroquia de O Val en torno a las 16.30 horas. Por una parte se acercaba peligrosamente a dos viviendas localizadas en el lugar de Espiñeira, en el municipio ferrolano, y por la otra se estaba aproximando a otras dos casas ubicadas en O Lobeiro, en O Val.

Ayer por la mañana se declaró un incendio en Laza en el que se quemaron 50 hectáreas, pero que pudo ser estabilizado durante la tarde. Estabilizados estaban también los de Santiago, Avión y Crecente, con 800, 345 y 300 hectáreas arrasadas, además del de Cerdedo.

A última hora de la tarde estaban controlados el fuego de Cee (180 hectáreas), los dos que durante los últimos días quemaron 630 hectáreas en Soutomaior y el de Caldas que había calcinado 300 hectáreas de bosque. Se habían extinguido el de Cotobade que arruinó 365 hectáreas, el de Mondariz, de 200 hectáreas, y otro de más de 20 declarado ayer en A Laracha.

Con información de Ana Gerpe, Alejandro Martínez, Rocío García, López Penide, Rosa Estévez, Carmela López, Juan Ventura Lado y María Santalla.

También en Portugal creen que el 98 % de los fuegos son fruto de «una oleada terrorista»

El presidente de la Liga de los Bomberos en Portugal, Jaime Marta Soares, denunció «una oleada terrorista organizada» pues, según sus cálculos, el 98 por ciento de los casos de incendios forestales en el país son intencionados. «No sé de dónde viene esa trama, qué intereses tiene, pero existe», dijo Marta Soares al término de una audiencia con el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

Desde hace casi una semana, Portugal, tanto la parte continental, como el archipiélago de Madeira, está azotado por una serie de fuegos que se han cobrado la vida de tres personas y han calcinado unas 80.000 hectáreas en los 12 primeros días de agosto, más que en el total acumulado en los años de 2008 y 2015.

La Policía Judicial de Portugal ha registrado 30 detenidos por provocar o avivar fuegos. La mayoría de los detenidos responde a un perfil tipo que los investigadores identifican con el de varones de entre los 20 y 35 años y en situación desempleados o con trabajos precarios.

Más de 8.800 hectáreas de terreno forestal arrasadas en lo que va de año

El dato lo daba ayer el presidente de la Xunta. Si en los últimos días se han quemado más de 6.600 hectáreas de monte en Galicia, en lo que va de año se contabilizan ya unas 8.800 hectáreas. La cifra multiplica por más de cuatro la registrada hace dos años, cuando se quemaron 1.991 hectáreas, aunque fue este un ejercicio excepcional por la escasez de fuegos. En el 2015 fueron 11.929 las hectáreas quemadas en toda la campaña, de manera que este año ya ha ardido el 74 % de esa cantidad.

Dos brigadistas heridos

En la extinción de los incendios de las últimas horas han resultado heridos dos brigadistas. Uno de ellos, de la Brigada Tineo de Asturias sufrió una intoxicación por inhalación de humo cuando trabajaba en la extinción del fuego de Catoira, aunque desde su equipo informaban poco después de que se encontraba bien. A última hora de la tarde recibía un corte en una pierna un trabajador de la brigada de Laza que fue trasladado en ambulancia. Participaba en los trabajos de control del fuego de Cotobade.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La situación mejora, pero Galicia sigue cubierta de humo por los incendios