Las incógnitas que deja la ruptura de Podemos y En Marea

La falta de acuerdo para ir juntos a las autonómicas pone en cuestión una alianza forjada en el 2015 y que tuvo efectos en las municipales y en las generales


La Voz / Redacción

La ruptura de negociaciones entre Podemos y En Marea para acudir juntos a las autonómicas pone en cuestión una alianza iniciada en el 2015 y hace aflorar una pregunta: ¿es el principio del fin de las confluencias con la formación morada o solo un desencuentro estratégico temporal? El tiempo dará la respuesta. Pero de momento surgen varios interrogantes.

1. ¿Qué pasará con En Marea en el Congreso?

Los cinco diputados que obtuvo la coalición en las elecciones generales del 26J en Galicia se integraron en el grupo parlamentario de Unidos Podemos. Solo dos, Antón Gómez Reino y Ángela Rodríguez (cuestionados por parte de la militancia por su sintonía con las mareas), pertenecen a la formación morada. Yolanda Díaz es militante de EU. Y los otros dos, Alexandra Fernández y Miguel Anxo Fernán-Vello, se sitúan en la órbita del partido de Beiras, Anova. ¿Seguirán bajo la disciplina parlamentaria de Pablo Iglesias tras la campaña electoral gallega? ¿Pasarán al grupo mixto? 

2. ¿Resultarán afectadas las mareas que gobiernan A Coruña, Santiago y Ferrol?

Podemos no se presentó con su marca a las elecciones municipales de mayo del 2015. La entonces formación emergente propició que sus militantes y simpatizantes alimentaran las diferentes candidaturas de «unidad popular» que entonces sí se formaron para intentar llegar a los gobiernos municipales de villas y urbes.

Pablo Iglesias fue decisivo en aquella campaña para que las mareas alcanzaran las alcaldías de ciudades como A Coruña. Y desde entonces hasta ahora ha exhibido una sintonía creciente con alcaldes como Xulio Ferreiro, que estos días es una de las voces más críticas con la pretensión de Podemos de formar una coalición en Galicia, preservar sus siglas y no diluirse a la marea. No parece que la ruptura pueda provocar fracturas en los gobiernos municipales, pero sí pueden afectar a su cohesión.

3. ¿Quién será el cabeza de cartel de Podemos? 

Cuando aún era posible la alianza electoral entre la formación morada y las mareas, la secretaria general del partido de Pablo Iglesias en Galicia, Carmen Santos (que se había autodescartado), promovió la candidatura de la socióloga viguesa Magdalena Barahona Martín, para aspirar a la presidencia de la Xunta dentro de su proceso de primarias. Después emergió un rival con peso, afín a las mareas, el exsenador José García Buitrón. En ese momento el horizonte era integrarse con la candidatura de la marea, que ya había escogido a su candidato, Luís Villares. Y no parecía probable que el número uno preferido por la militancia de Podemos fuese a ser cabeza de cartel. Ahora el panorama ha cambiado. Podemos necesita un número uno con tirón electoral para poder competir con sus antiguos socios, con el PSOE y con el BNG por el disputado espacio de la izquierda en Galicia. ¿Pueden serlo Barahona o Buitrón? ¿Necesitarán un candidato diferente? ¿Tendrá que intervenir la dirección estatal del partido? El plazo para presentar listas termina el lunes día 22. 

4. ¿Y cuáles son las expectativas electorales? 

Feijoo ha repetido hasta la extenuación en esta precampaña que busca «una mayoría excepcional» el 25S. El PP afronta el reto de superar el listón de los 38 escaños para revalidar el Gobierno en Galicia. O de acercarse mucho a esa cifra para buscar un posible pacto con una fuerza afin como Ciudadanos (si consigue entrar en O Hórreo). En el otro lado del espectro se alinean el PSOE, En Marea, el BNG y Podemos, que nunca ha competido electoralmente en solitario en Galicia y desconoce su auténtico peso electoral. 

La encuesta exprés elaborada por Sondaxe y publicada por La Voz el pasado domingo, día 7, ya recogía la estimación de votos y escaños para ambas formaciones por separado. Según el pronóstico del sondeo, En Marea sería la tercera fuerza política en Galicia, con 12 escaños, y Podemos sería la cuarta con 6 diputados en el nuevo Parlamento, uno más que los que obtendría el BNG. El PP rozaría la absoluta, con 37, y el PSOE sería segundo y líder de la oposición con 15. Con este escenario y la actual ruptura, ¿es viable un cuatripartito? 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Las incógnitas que deja la ruptura de Podemos y En Marea