En Marea cede y negocia con Podemos Galicia un censo único en las primarias

Bescansa respalda «sin duda» a la dirección gallega y su apuesta por la coalición


santiago / la voz

Tic tac, tic tac... la onomatopeya de tiempo político popularizada por Pablo Iglesias cuando se acerca el vencimiento de los plazos también se vive con intensidad en su partido en Galicia, que en 48 horas sabrá si acude a las urnas de las autonómicas en solitario o va de la mano de las mareas en una coalición que debería formalizarse ante la junta electoral el viernes 12 de agosto. Porque la coalición es la vía que exploran, la única fórmula que se valora en la dirección de Podemos Galicia, una posición firme dictada de forma aplastante en la consulta de las bases y que ayer respaldó «sin duda» la dirección de Madrid a través de Carolina Bescansa. Para la compostelana, cofundadora de Podemos, la fórmula organizativa «no es una cuestión menor», porque es clave en la toma de decisiones y mide la capacidad democrática de las organizaciones.

Lo que no ocurrirá de ninguna manera es la disolución de la formación morada en el conglomerado montado en torno a En Marea, en el que ya están integrados Anova, Esquerda Unida y numerosas iniciativas municipalistas con mayor o menor éxito en los comicios locales del 2015.

Sin embargo, entre una y otra posición hay movimientos. La coordinadora provisional del nuevo partido tomó la decisión ayer de modificar sus tiempos y amplió en 24 horas, hasta esta medianoche, el plazo para sumarse a las primarias de la formación. Y lo hacen, aseguran, como muestra de buena voluntad para «facilitar» la integración de Podemos Galicia, que podría presentar sus propias listas y candidatos e incluso tendrían reservadas sillas en torno a la mesa que está dirigiendo el «proceso» mientras el candidato elegido a dedo por la cúpula, Luís Villares, se codea y se da a conocer entre los militantes.

Con esta leve modificación del calendario En Marea adapta los tiempos internos con Podemos Galicia, que sigue su propio proceso paralelo para determinar sus propias listas y su candidato a la Xunta, aunque la oferta de «24 horas máis» esconde en realidad un margen para encajar el concepto en que han estado trabajando en las últimas horas, que supondría la posibilidad de elaborar un censo común.

El censo común

La secretaria general de Podemos Galicia, Carmen Santos, ha ofrecido pistas de lo que podría ser uno de los obstáculos, que es la puesta en marcha de unas primarias conjuntas para que no sean las cúpulas las que negocien el acoplamiento de las listas surgidas de sendos procesos de primarias, como critica el regidor coruñés, Xulio Ferreiro.

En el caso de profundizarse en esta vía, se unificarían las primarias y habría una única votación, en la que participarían tanto los inscritos de En Marea como los de Podemos, que estaría renunciando a decidir su propio candidato y a integrarlo posteriormente en la lista que presenten sus socios de coalición. En cualquier caso, y al menos de forma pública, En Marea sostiene que el proceso solo puede darse «en pé de igualdade» y aceptando las normas decididas hace un par de sábado en Vigo, asumiendo el código ético de la «marea constituínte» y tras firmar el manifiesto de los alcaldes.

Luego hay voluntad, pero otro problema es llevarla a cabo «técnica e estatutariamente», afirmó Carmen Santos, consciente de que los tiempos aprietan y que, a día de hoy, la clave es encajar la fórmula para inscribir ya la coalición y ganar diez días para abordar la elaboración de las listas y la elección del candidato a la presidencia de la Xunta.

El pequeño paso que han dado ambas directivas demuestra que los tiempos propios son modificables y que los límites inevitables son el día 12 de agosto para la coalición y el 22 para las listas.

Villares cree que hay «flexibilidade» y Santos lamenta la interpretación de sus objetivos

Alejado del barro que ya salpican las tímidas negociaciones entre En Marea y Podemos Galicia, el candidato a primarias del primer partido, Luís Villares, ofrece la cara optimista al asegurar que no tiene dudas de que la formación morada acabará unida a la suya porque así lo sienten las bases. Sin embargo no se atreve a marcar los tiempos, decisivos en esta semana para que unos y otros no bifurquen sus caminos, decisión que muchos considerarían difícilmente reconducible en el futuro.

Por otra parte, el entorno de En Marea lanzó una campaña en las redes sociales en la que se suceden los mensajes con la etiqueta #contamosconpodemos. El propio Villares, que a lo largo del día destacó la «flexibilidade» de su partido para acoger a otras opciones, participó en la iniciativa con un tono conciliador.

En la otra trinchera, la secretaria xeral, Carmen Santos, tuvo un día ajetreado por la irrupción de García Buitrón en las primarias. El sector coruñés persiste en que la voluntad de la dirección para alcanzar la confluencia es tibia, y esta interpretación enoja a Santos, que consideraría un «fracaso» presentarse por separado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

En Marea cede y negocia con Podemos Galicia un censo único en las primarias