El PSOE cree que las mareas pierden sin Beiras y el PP asegura que fue purgado

Domingos Sampedro
domingos sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Álvaro Ballesteros

El líder de Anova opta por guardar silencio sobre su retirada, a la espera de que arranque la campaña electoral

09 ago 2016 . Actualizado a las 15:46 h.

El paso atrás dado por Xosé Manuel Beiras no ha dejado a casi nadie indiferente. Ni dentro del espacio político que ha articulado en los últimos años, AGE y En Marea, ni tampoco fuera. Su decisión de dejar la vida parlamentaria y no volver a concurrir en las candidatura fue valorada tanto por el PSdeG-PSOE como por el PP. Los primeros advierten de que la renuncia del líder de Anova puede tener algún coste, pues es una buena «baza electoral», mientras el partido de Feijoo considera que Beiras ha sido purgado: «Botárono pola porta de atrás para enxalzar a Luís Villares», manifestó Miguel Tellado, jefe de la campaña de los populares gallegos.

Quien se mantiene en el silencio es el propio Beiras. Tras comunicar el domingo mediante un escueto mensaje en las redes sociales que daba por concluido su «periplo parlamentario», declinó hacer cualquier tipo de valoración más allá de admitir que le dio su aval al magistrado Luís Villares para acudir a las primarias de En Marea con el fin de convertirse en el candidato a la presidencia de la Xunta.

El candidato socialista que se medirá con Feijoo en las urnas, Xoaquín Fernández Leiceaga, hizo una referencia ayer al paso atrás dado por el portavoz nacional de Anova en términos elogiosos. Valoró que fue «un referente da política galega durante moitos anos», y uno de los dirigentes políticos con mayor grado de conocimiento en la sociedad. Leiceaga coincidió a lo largo de su vida política con Beiras, militando ambos en el BNG, organización que ambos contribuyeron a fundar en Riazor en 1982.