Tráfico investiga si un conductor de bus jugaba a «Pokémon Go» al volante

Una usuaria de la línea Pontevedra-Vilagarcía subió varias imágenes a Facebook para denunciar la situación


Pontevedra / La voz

Unas imágenes tomadas con un móvil, concretamente siete, en el perfil de Facebook de una pontevedresa ha sido el origen de una pesquisa abierta por el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Pontevedra. Los agentes quieren determinar si el conductor de un autobús que este sábado cubría la línea entre Pontevedra y Vilagarcía jugaba a Pokémon Go al volante. 

Por lo pronto, los expertos de la agrupación de Tráfico tienen previsto entrevistarse hoy con la autora de las imágenes. En las mismas, si bien se puede observar que en el terminal del móvil ubicado al lado del volante, aparentemente, está operativo el juego, no se puede discernir si el chófer manipula esta aplicación móvil al tiempo que conduce.

En todo caso, fue la propia pontevedresa quien confirmó, a través de la popular red social, este extremo: «Hoy cogí el autobús de Pontevedra a Vilagarcía, mi sorpresa fue ver que el conductor venía jugando al Pokémon Go. ¡A qué extremos están llegando!». Ayer, aseguró estar «desbordada» por la situación, al tiempo que confirmó que la Guardia Civil de Tráfico ya se puso en contacto con ella para tomarle declaración sobre los ocurrido. 

En todo caso, y también a través de Facebook, manifestó que el conductor o alguien que dijo ser este le requirió para que retirase las imágenes, a lo que la pontevedresa se negó -estas eran visibles aún ayer por la tarde-. «Y sí, te vi manipular el teléfono. Creo que no era el momento adecuado para que estuvieras pendiente de él. Recuerda que llevas personas a tu cargo».

En principio, las distintas fuentes aludieron a que no existe ninguna denuncia formal, por lo que la investigación del GIAT es de oficio, al conocer la existencia y la difusión de las fotografías. De este modo, no se descarta que los agentes también citen para interrogar al conductor del autocar o, incluso, a algún representante de la empresa que tiene la concesión sobre la citada ruta.

En el supuesto de que se confirme que el chófer manipulaba el móvil al tiempo que conducía, se expone a una sanción administrativa de quinientos euros y la retirada de seis puntos del carné. Otra cuestión será la repercusión laboral que pueda tener, siempre y cuando se verifique lo expuesto por la pontevedresa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Tráfico investiga si un conductor de bus jugaba a «Pokémon Go» al volante