Catalá reconoce a las víctimas el derecho a «saber qué pasó» en el accidente de Angrois

El ministro de Justicia insiste en que el Gobierno ha estado con los afectados «desde el primer momento»

.

redacción, santiago / la voz

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, asume también desde el pasado martes la responsabilidad de despachar los asuntos propios del Ministerio de Fomento, después de que su anterior titular, Ana Pastor, fuese nombrada presidenta del Congreso de los Diputados. En calidad de ambas cosas se refirió ayer Catalá al accidente de Angrois y a las reclamaciones de sus víctimas.

El ministro optó por la prudencia a la hora de referirse a la decisión de la Audiencia Provincial de A Coruña de ordenar reabrir la instrucción del caso y garantizó a este respecto la colaboración del Gobierno «con las víctimas, la Justicia y la comisión técnica de investigación». El auto de la Audiencia obligará al juzgado de Instrucción, que la había cerrado con la única imputación del maquinista, a practicar nuevas diligencias. 

«Total transparencia»

En cuanto a las reclamaciones de las víctimas, Rafael Catalá reconoce que estas tienen «todo el derecho a reclamar» tanto información como que se investigue lo sucedido y a «saber qué pasó» el 24 de julio del 2013, cuando el Alvia descarriló en la curva de A Grandeira causando la muerte de 80 personas y heridas a más de 140. El ministro recalcó ayer, tras los actos de homenaje y reivindicativos que las víctimas organizaron este fin de semana coincidiendo con el tercer aniversario de la tragedia, que el Gobierno ha estado con los afectados «desde el primer momento» y seguirá colaborando «con total transparencia y con una disposición absoluta».

En una entrevista en TVE, Catalá se refirió también al informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), cuya independencia fue cuestionada por la Agencia Ferroviaria Europea. El ministro destacó, al respecto, que ese informe elaborado por la CIAF, un organismo tutelado por el Ministerio de Fomento, incluye una serie de recomendaciones que «se han incorporado», de manera que, recalca, «el sistema ferroviario español es a día de hoy más seguro» de lo que lo era en el momento del accidente.

Las víctimas, por su parte, reclaman que se vuelva a investigar el accidente y que se depuren todas las responsabilidades que confluyeron para que aquella tarde de julio de hace tres años el tren se saliese de las vías.

Visita al jardín que homenajea en Rois a los fallecidos

El jardín que el propietario del pazo de O Faramello (Rois) quiso crear en su finca como homenaje a los fallecidos en el accidente de tren de Angrois fue ayer el último de los actos que las víctimas organizaron con motivo del tercer aniversario de la tragedia, en la que fallecieron 80 personas y otras 140 resultaron heridas.

La idea de Gonzalo Rivero de Aguilar fue plantar árboles, uno por cada víctima mortal. De sus ramas cuelgan corazones de madera con los nombres de cada uno de ellos. Son árboles de memoria. «Esto no es un cementerio, es un lugar para recordar», explicaba Francisco Sierra, hermano de Manuel, uno de los que se dejaron la vida en las vías.

Algunos de los árboles no han arraigado bien, por lo que deben ser sustituidos. Por ello, ayer todos los presentes colaboraron en la plantación de un nuevo carballo y se habló del proyecto de construir un estanque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Catalá reconoce a las víctimas el derecho a «saber qué pasó» en el accidente de Angrois