Caballero lanza un órdago a la dirección del PSdeG para ganar cuota en las listas

Deja fuera a su sobrino Gonzalo y a Patricia Vilán, pero el partido no lo aprobará

J. Fuentes
Santiago, Vigo / La Voz

Nuevo capítulo en la lucha por el poder dentro del PSdeG. Con el apoyo de su mano derecha, Carmela Silva, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha puesto a circular en los últimos días una propuesta de lista por Pontevedra para las autonómicas de octubre. La papeleta veta a la jefa de los socialistas en el Parlamento, incluye a personas que ni siquiera viven en Galicia y desoye la opinión mayoritaria de agrupaciones de militantes clave, como la de la capital provincial y la de Arousa. Es decir, se trata más bien de un órdago del regidor a la dirección de los progresistas y a su aspirante a la presidencia de la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga, lanzado con la intención de ganar cuota en la confección final de la candidatura de verdad, que tomará forma a lo largo de la próxima semana.

Con asambleas, ejecutivas y comités varios entremedias, la elaboración de las listas en el PSdeG, sobre todo en aquellas circunscripciones donde chocan dos o más corrientes de la organización, es una partida de ajedrez de varias jornadas de duración. Además de en Ourense, por ejemplo, ocurre esto en Pontevedra, cuya ciudad más poblada gobierna Caballero. En su haber, este último cuenta con la mayoría absolutísima obtenida en las municipales del 2015, pero en su debe arrastra la sonora derrota de su patrocinado, José Luis Méndez Romeu, en las primarias celebradas por los progresistas gallegos hace dos meses.

En ese contexto, el alcalde y Silva se han sacado de la manga un borrador de candidatura que, como en el 2012, mantiene a Abel Losada al frente, operación con la que Leiceaga y la presidenta de la gestora del partido, Pilar Cancela, podrían transigir. En cambio, nadie en la cúpula del socialismo entiende que la supuesta representación de Pontevedra (número dos) y de Arousa (cuatro) le sea concedida a María Pierres y Marta Giráldez, cuando las agrupaciones de ambas zonas promoverán dentro de unos días para el pazo do Hórreo, respectivamente, a Patricia Vilán, actual portavoz del PSdeG en la Cámara autonómica, y a Julio Torrado.

También sorprende que falten en esa relación de 19 nombres, entre otros, el de Belén Louzao, líder municipal en A Estrada, y el de su homólogo en A Cañiza, Luis Gómez Piña. Y, sobre todo, que no aparezca por lado alguno el de Gonzalo Caballero, sobrino y adversario político del regidor olívico. Su papel en las primarias de mayo resultó determinante para que Leiceaga acabase ganándolas con algo más de 11 puntos de ventaja, y por ello el candidato a desalojar a Feijoo del poder quiere ahora hacerle un hueco en las listas electorales.

«Ninguén pon en dúbida que Vigo merece un respecto e ter sitio preeminente nas listas, pero en ningún caso se pode arrogar capacidades de veto, sobre todo despois de ter perdido as primarias. [...] Esta lista non é algo que se corresponda coa que vai ser. É unha posición de forza para intentar sacar o máximo posible nas negociacións que están por vir», explican fuentes de la dirección del PSdeG. Dichas conversaciones se desarrollarán en los próximos días para evitar un choque de trenes a finales de julio que posteriormente obligase a Leiceaga a echar mano del apoyo explícito que recabó del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la reunión que ambos mantuvieron el viernes en Madrid. «Ninguén quere chegar a iso», sostienen en O Pino.

«Tenemos que hacer la mejor papeleta posible en clave gallega»

Sin éxito, La Voz intentó el sábado recabar del entorno de Abel Caballero una defensa de la propuesta de lista que ha lanzado. Sí se pronunció sobre ella el de su sobrino, Gonzalo, vetado en el borrador de candidatura. «Estamos en la fase inicial y, una vez que hablen las agrupaciones locales, será la gestora la que haga la propuesta que irá a la ejecutiva federal», restaron importancia a la operación fuentes cercanas a él. Recordaron también que esta semana ya han tenido lugar asambleas, como la de Oia y O Rosal, que han propuesto para el Parlamento tanto a Abel Losada, el protegido del alcalde de Vigo, como al propio Gonzalo Caballero, el de Leiceaga. «El partido tiene que hacer su mejor candidatura posible en clave gallega, no de mayorías y minorías provinciales», añadieron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Caballero lanza un órdago a la dirección del PSdeG para ganar cuota en las listas