Feijoo ve un «disparate» que Madrid niegue ayudas a concellos por pedirlas en gallego

Manuel Cheda
M. Cheda SANTIAGO

GALICIA

XOÁN A. SOLER

La Xunta eleva hasta los 149 millones la inversión en el parque de drones de Lugo

21 jul 2016 . Actualizado a las 17:12 h.

El presidente de la Xunta ha criticado hoy con dureza la decisión del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) de denegar ayudas al Concello de Santiago y al vecino de Teo por haber tramitado estos parcialmente en gallego sus solicitudes de subvención. Alberto Núñez Feijoo ha calificado de «disparate» el proceder del citado organismo público, que depende del Ministerio de Industria. «Estar redactado nunha lingua propia de España [...] non pode ser en ningún caso motivo de exclusión», ha sentenciado, para luego proclamar: «Debería correxirse, tanto se é un erro como se é unha decisión. Se é un erro, porque é un erro. E, se é unha decisión, porque é unha decisión equivocada».

El jefe del Ejecutivo autonómico ha realizado esas declaraciones, a preguntas de la prensa, al término un Consello de la Xunta que, entre otros acuerdos adoptados, ha resuelto incrementar su gasto en el parque de drones de Rozas (Lugo). La inversión allí, contando la del capital privado, se elevará finalmente hasta los 149 millones, después de que el Gobierno central autorizase la semana pasada una nueva inyección de 19,2 en el proyecto y el autonómico haya hecho lo propio esta mañana con otra de 4,8. Esos 24 millones adicionales irán destinados a compra pública innovadora, fondos para desarrollar modelos de naves no tripulados a los que la Administración luego dará diversos usos civiles.

El Consello también ha concedido luz verde a una iniciativa para formar en la llamada industria 4.0 a unos cuatro mil mandos intermedios de pequeñas y medianas empresas. Los cursos costarán al erario autonómico unos 1,5 millones. En virtud de otra de las resoluciones aprobadas por el Ejecutivo hoy, el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) reservará seis millones para la concesión de avales, microcréditos y préstamos a pymes. Además, la Xunta aportará tres millones al desarrollo tanto del campus industrial de Ferrol como de centros tecnológicos de la Universidade da Coruña.