El calor continúa y obliga a activar la alerta naranja en el sur de Galicia

Las temperaturas llegaron ayer a 40 grados en Ourense y superaron los 35 en muchos puntos

Galicia se lanza a las playas La alerta por altas temperaturas continuará asi que con los termómetros disparados, las playas gallegas se han llenado de bañistas que huían del calor. En puntos como O Salnés se han registrado importantes atascos en los accesos a los arenales

redacción / la voz

Comienza una nueva semana pero las condiciones meteorológicas no cambian, al menos durante la jornada de hoy. La ola de calor que afectó a Galicia durante los últimos días continúa y la presencia de aire cálido sigue haciendo que los termómetros lleguen hasta cotas poco usuales en muchos puntos de la comunidad. Esta situación ha provocado que para el día de hoy se eleve a naranja el nivel de alerta por calor en los valles del Miño de Ourense y Pontevedra. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) amplía ese nivel naranja al sur de las provincias de Lugo y A Coruña, en este caso exceptuando el área más próxima al mar. En el resto de Galicia la alerta será amarilla, salvo en la costa norte y en la alta montaña de Lugo y Ourense, donde no se alcanzará el nivel de alerta.

Las previsiones avanzan para hoy temperaturas de hasta 39 grados en Ourense, de 34 en Santiago, 33 en Lugo y Pontevedra, 32 en Vigo, 31 en Ferrol y 28 en A Coruña. Intenso calor, por tanto, aunque la entrada de aire más frío en capas medias y altas de la atmósfera ocasionará inestabilidad en el interior que, en algunos puntos podría desencadenar algún fenómeno tormentoso.

Mañana, en cambio, las altas presiones comenzarán a debilitarse, y por la tarde comenzarán a entrar nubes. Las temperaturas comenzarán a bajar, sobre todo en el litoral. Ourense, Lugo y Santiago seguirán por encima de los treinta grados, un límite que, según las previsiones que MeteoGalicia ofrecía a última hora de ayer, solo se superará durante la jornada del miércoles en Ourense.

Precisamente en Ourense se alcanzaron ayer temperaturas de 40 grados. Pero no solo allí el calor fue intenso. En Lugo y Santiago los termómetros marcaron los 36 grados, en Ferrol se llegó a los 35, en Pontevedra a los 30, en Vigo se midieron 29 y en A Coruña, 25. Con cielos despejados y esas temperaturas las playas y las áreas fluviales se llenaron de bañistas y en algunas de costa se produjeron importantes embotellamientos de tráfico para llegar o regresar de las playas. Durante este fin de semana caluroso se produjeron también algunos incendios, como los que afectaron a Baiona en la madrugada del domingo, otro ayer en Lalín y otro en Ferrol en las inmediaciones de la playa de Doniños.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El calor continúa y obliga a activar la alerta naranja en el sur de Galicia