Contas vuelve a reprender a la Xunta por desplazar gasto: 203 millones en el 2014

El hospital de Vigo hipoteca 1.363 de los 2.694 millones comprometidos por el Sergas

El conselleiro mayor del Consello de Contas, José Antonio Redondo (dcha.), entrega al presidente del Parlamento, Miguel Santalices (izda.), la memoria de actividades y los informes de fiscalización
El conselleiro mayor del Consello de Contas, José Antonio Redondo (dcha.), entrega al presidente del Parlamento, Miguel Santalices (izda.), la memoria de actividades y los informes de fiscalización

Santiago / La Voz

Cada informe anual del órgano fiscalizador sobre la cuenta general de la Administración autonómica es un nuevo tirón de orejas a la Xunta por abusar del gasto desplazado. La memoria del 2014 que el responsable del Consello de Contas, José Antonio Redondo, entregó el viernes al presidente del Parlamento, Miguel Santalices, refleja que el Ejecutivo gallego desvió a las cuentas del 2015 un total de 203,13 millones. El fiscalizador no solo mantiene sus tesis de los últimos años, sino que calca párrafos de informes pretéritos para amonestar a la Xunta. Advierte que el uso de ese mecanismo, «reiterado ao longo dos anos», saca a la luz la insuficiencia de los créditos presupuestados para afrontar las obligaciones de cada ejercicio, y que «non incentiva aos xestores para contar con orzamentos realistas».

Pero Contas, que ahora también pondrá la lupa en el ámbito de la corrupción, vuelve a apretar sin ahogar. Así, concilia la regañina con el aplauso al «esforzo de regularización deste gasto advertido no 2014». Y matiza que el desplazamiento no tiene incidencia a efectos de déficit. Esa mayor disciplina aflora en la comparación con ejercicios precedentes, en los que el asunto fue usado de munición para torpedear el discurso de solvencia de Feijoo, como sucedió en la campaña de las autonómicas del 2012. Los 203,13 millones de gasto desplazado en el 2014 son 82,84 menos que en el 2013 (285,97) y no llegan ni la mitad del techo alcanzado en el 2011 (565,38). Aunque también depende de la vara de medir. El desvío del 2014 multiplicó por diez el del trienio 2006-2008, entonces, claro, sin los corsés de la crisis y las políticas de déficit.

En el gasto desplazado pesa, sobre todo, el Sergas, foco central otra vez de las reprobaciones, como origen de 124,22 de los 203,13 millones desviados. Aunque las objeciones al Sergas van mucho más lejos. El fiscalizador critica los «desaxustes e duplicidades no orzamento», y pide mayor rigor para asegurar el equilibrio contable del sistema. Recomienda de nuevo, entre otros ajustes, la regularización de los conciertos «que se manteñen no tempo sen soporte contractual axeitado», y homogeneizar y controlar la procedencia de los gastos.

Distorsión en las concesiones

Contas, que censura que el fondo de contingencia del Sergas «distorsiona» el presupuesto, alerta que las modificaciones contables (327,6 millones) suponen el 9,9 %, y que los créditos comprometidos ascienden a 2.694 millones. En este punto, la renovación del concierto con Povisa y, sobre todo, el nuevo hospital de Vigo copan el grueso. El Álvaro Cunqueiro hipoteca 1.363 millones (en el período 2015-2035) de los 2.694 comprometidos por el Sergas.

Los compromisos futuros relacionados con concesiones viarias también siguen en el punto de mira. Contas subraya que la Xunta presupuestó en el 2014 una partida inferior a la que tuvo que abonar a Audasa por la supresión del peaje en Rande y A Barcala. La construcción de las autovías en concesión con peaje en la sombra sumaron un préstamo de 402 millones, y el endeudamiento de los sociedades de gestión del suelo (Xestur), 159. Advierte, además, que 37 chiringuitos y los fondos de capital riesgo que gestiona Xesgalicia no rindieron cuentas. El fiscalizador, que recoge avales fallidos por 4,3 millones, urge actualizar el marco normativo en materia económica.

Eso sí, los gastos de personal bajan, tanto en la Xunta como en el Sergas. Es el rastro de la tijera.

Facenda alega que el Ejecutivo mejora su gestión financiera, aunque la deuda sube

La Consellería de Facenda ve en los informes divulgados el viernes por el Consello de Contas la prueba de que «a Xunta está a mellorar a súa xestión financeira e orzamentaria». Destaca la «diminución significativa» en el gasto desplazado, de un 29 % respecto al 2013; el recorte de casi un 40 % en las modificaciones presupuestarias; y la mejora del superávit, que llegó a 147,9 millones en el 2014. Además, Facenda se compromete a atender las recomendaciones del fiscalizador «para mellorar a xestión financeira e o control do gasto». El informe sobre la cuenta general recoge que la deuda al cierre del 2014 subió de 9.212 millones a 9.961. Galicia figura como la octava comunidad en cuanto a la posición relativa de su endeudamiento respecto al PIB, cuatro puntos por debajo de la media.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Contas vuelve a reprender a la Xunta por desplazar gasto: 203 millones en el 2014