El PSdeG estalla al sumarse al conflicto de los díscolos otro de Cancela con Leiceaga

La presidenta de la gestora quiere ahora las listas en julio cuando el candidato las fijó para septiembre


santiago / la voz

Poco ha durado la alegría en la casa de los socialistas gallegos. En un par de semanas, han pasado del sorpasso a En Marea a los zarpazos entre ellos. Si es que lo logra, al PSdeG le va a costar mucho suturar las heridas autoinfligidas estos días: primero, con motivo del traumático proceso para nominar a un senador de designación autonómica, y después, por un encontronazo entre la presidenta de la comisión gestora del partido, Pilar Cancela, y el aspirante a desalojar a Feijoo del poder en otoño, Xoaquín Fernández Leiceaga.

Cancela, según fuentes conocedoras de la operación, pretende ahora elaborar en julio, con consultas a la militancia entre el 21 y el 27, las listas para los comicios autonómicos, cuando Leiceaga había fijado dicho trámite para septiembre. Contra el criterio de él y sin su conocimiento, ella propuso ayer al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que el comité federal que hoy celebrarán los socialistas en Madrid dé luz verde a ese calendario anticipado de confección de candidaturas. Que su plan arribe a buen puerto o no dependerá de cómo transcurra la comisión ejecutiva de la formación que tendrá lugar en Ferraz con anterioridad a la otra cita.

Mientras ese otro choque de trenes comenzaba a tomar forma, ayer también se agravó la guerra declarada entre dos familias del PSdeG por el nombramiento de senador autonómico. Las hostilidades se recrudecieron al exigir uno de los bandos en disputa, el díscolo, dimisiones en el otro, el oficial, que ante las cámaras optó por limitarse a demandar «responsabilidade». No obstante, la ejecutiva federal del PSOE ya está estudiando incoar expediente disciplinario contra los rebeldes por dos motivos: por desacato de las normas internas y por realización de declaraciones en menoscabo de la imagen del partido.

El origen de este cisma se remonta a las primarias celebradas en mayo por los progresistas para escoger candidato a la Xunta. Con 11 puntos de ventaja, aquella pugna la ganó Leiceaga. Pese a contar con el apoyo de 13 de sus 17 compañeros en el pazo do Hórreo, la perdió el diputado José Luis Méndez Romeu. Luego todos se juraron públicamente amor eterno, vinieron las generales del 26J, las partes escenificaron unidad en campaña y el partido cosechó en las urnas unos resultados mejores que los aguardados. Pero no hubo colorín colorado. La brecha entre ambas corrientes ha tardado un suspiro en reabrirse.

Al PSdeG le corresponde para el período 2016-2020 una plaza extra en el Senado, puesto que Cancela y Leiceaga han decidido entregar a la persona que lo ocupó en la frustrada legislatura anterior: Modesto Pose. El cargo -ahí el detonante- también lo quería para sí Méndez Romeu, quien con el objetivo de lograrlo se ha rodeado en el Parlamento de una docena de afines que llevan desde el lunes exigiendo a la dirección un cambio de postura que no va a llegar.

Ayer, después de tres jornadas de meros cruces de reproches ante la prensa, los críticos, por boca de Carmen Gallego, subieron seis peldaños de golpe en la escalera de la tensión. Reclamaron la cabeza de la portavoz del grupo parlamentario, Patricia Vilán, por actuar «a traición», con una «actitude gravísima que non ten precedentes», ejerciendo en todo este episodio como la «correveidile» de una «deslexitimada» Cancela. La aludida no dimitirá.

«Estamos tamén consultando xuridicamente a gravidade dos feitos, por se temos que adoptar outras medidas», abundó Gallego. Tampoco dudó en desacreditar el informe enviado desde Madrid que avala el proceder de la gestora del PSdeG. «Fírmao un manzanillo de Ferraz», denunció acerca del documento, que rubrica el número dos de Luena: Juan Ramón Ferreira, coordinador de la Secretaría de Organización del PSOE.

Hasta Pachi Vázquez, secretario general de la organización entre abril del 2009 y septiembre del 2013, se unió a la fiesta. «Desde hace cinco meses no existe el PSdeG, existe el Partido Socialista de Ferraz en Galicia. Comité nacional desaparecido. Vergüenza», espetó a través de su cuenta en Twitter.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

El PSdeG estalla al sumarse al conflicto de los díscolos otro de Cancela con Leiceaga