Galicia agudiza su crisis demográfica al perder 13.988 habitantes en el 2015

La caída se suaviza con respecto al año anterior, cuando había sido de 17.245 vecinos, debido al freno de la emigración

La evolución de la población gallega La evolución de la población gallega

redacción / la voz

Cada nueva estadística demográfica que sale a la luz constata la tragedia poblacional gallega. El último dato que hizo público ayer mismo el Instituto Nacional de Estadística (INE), referido a la cifra de población a 1 de enero, confirma que Galicia sigue perdiendo población. Concretamente 13.988 habitantes con respecto al año anterior. A 1 de enero del 2015 había censadas en Galicia 2.734.656 personas; un año después, son 2.720.668, un 0,51 % menos. Un dato alivia mínimamente este panorama negro. La caída poblacional se suavizó un poco, porque el año anterior se habían perdido 17.245 habitantes. La explicación hay que buscarla en el freno de la emigración, pues a lo largo del 2014 uno de cada tres habitantes que perdió Galicia era extranjero y regresaba a su país.

En el 2015, en cambio, el descenso en el padrón de habitantes obedece fundamentalmente al comportamiento natural de la población gallega, esto es, la diferencia entre las personas que nacen y las que mueren, que supuso la pérdida de 12.269 vecinos en Galicia. Otros 1.882 habitantes se perdieron por los movimientos de población entre comunidades, pues por esta vía llegaron a las cuatro provincias gallegas 13.063 personas y salieron 14.946. Mientras, los flujos con el extranjero apenas tienen peso en el saldo poblacional del pasado año, y el poco que tienen es positivo. Salieron de Galicia 9.989 personas, y aunque esta cifra fue más elevada que la del año anterior, cuando se habían ido 9.139, se compensa con una mayor llegada de inmigrantes desde otros países, 10.1523, es decir, 163 más de los que se fueron. De esas más de diez mil personas que se asentaron en la comunidad procedentes del extranjero 2.393 eran, según los datos del INE, de nacionalidad española, esto es, personas que habían emigrado y que decidieron regresar.

Cae el tramo de 25 a 39 años

Las mayores caídas de población se dan en la franja de edad de 25 a 39 años. Desde el 1 de enero del 2015 a la misma fecha del 2016 los vecinos de Galicia en ese tramo de edades pasaron de 440.286 a 418.778, es decir, más de 21.000 menos. Este cambio puede explicarse por un diferencia entre la cifra de personas que entraron y salieron de esas edades, pero también por la salida de jóvenes que buscan una oportunidad laboral en el exterior. Más de cuatro mil (4.116) de los emigrantes al extranjero el año pasado tenían esta edad, un dato destacable no solo por la pérdida de esa población, sino porque se trata de población en edad fértil.

Aunque en el conjunto del Estado la población también cae, el descenso de Galicia es mucho mayor que la media española. Si en la comunidad gallega el padrón se contrajo un 0,51 %, en España la pérdida fue del 0,02 %. De hecho, la caída bruta gallega (esos 13.988 habitantes menos) fue mayor que la española, que fue de 11.142 personas. España abrió el año con 46.438.422 habitantes, frente a los 46.449.565 que tenía doce meses atrás.

Por comunidades, Galicia fue la sexta en pérdida poblacional. Castilla y León fue el territorio que perdió un mayor porcentaje de vecinos, un 0,94 %. Le siguen Asturias, Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura, mientras que los que más crecen son Islas Baleares (0,86 %) y Madrid (0,75 %).

Por primera vez desde el 2010 llegaron a España más extranjeros de los que se fueron

Según los datos elaborados por el INE, España perdió 11.142 habitantes el año pasado. El número de españoles aumentó en 24.313 personas, y el de extranjeros se redujo en 35.456. En estos datos influye el proceso de adquisición de nacionalidad española, que afectó a 114.207 residentes a lo largo del pasado año.

Durante el 2015 España registró un saldo migratorio negativo de 8.389 personas, tanto españoles como extranjeros. La inmigración aumentó un 12,5 % y la emigración descendió un 12,1 % con respecto al ejercicio anterior. En el caso de los españoles, el saldo migratorio fue de -46.707 personas, un 18,3 % menor que doce meses atrás. En el 2015 emigraron 98.934 españoles, de los cuales 64.136 habían nacido en España. Regresaron 52.227 españoles, de los que 24.060 eran nacidos en España.

En cuanto a los extranjeros, el saldo migratorio fue positivo por primera vez desde el 2010. Emigraron 253.069 personas e inmigraron 291.387.

Por grupos de edad, los que más descienden son el de 0 a 4 años y los de entre 25 y 39.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Galicia agudiza su crisis demográfica al perder 13.988 habitantes en el 2015