Los tres hospitales grandes atenderán por vídeo los ictus de toda Galicia

Los neurólogos de Vigo, Santiago y A Coruña se turnarán las guardias desde el día 1

Consecuencias de un ictus Consecuencias de un ictus

Vigo / la voz

Los hospitales gallegos están ultimando un plan para que cualquier gallego que sufra un ictus, ocurra en el lugar en el que ocurra, sea atendido por un neurólogo. De 8.00 a 15.00 ya hay especialistas en enfermedades cerebrales en los hospitales de la comunidad, pero a partir de esa hora los centros con neurólogo de guardia son una rareza. Y los accidentes cerebrovasculares no entienden de horarios. La idea, ahora, es que haya un neurólogo de guardia en Vigo, A Coruña o Santiago para atender a cualquier paciente gallego a través de medios telemáticos.

Supongamos que un paciente sufre un ictus en la plaza del Obradoiro. Una ambulancia lo llevaría al Hospital Clínico de Santiago y allí sería atendido por el neurólogo.

Supongamos ahora que el paciente que sufre un ictus se encuentra en Burela. La ambulancia lo lleva al Hospital da Costa, pero no hay neurólogo de guardia. Con el nuevo plan, sí lo habría, pero en uno de los tres hospitales de tercer nivel que hay en Galicia. El servicio de urgencias del hospital de Burela contactaría, por ejemplo, con el neurólogo del Álvaro Cunqueiro de Vigo. Este profesional dirigiría el tratamiento. Tendría acceso a las pruebas a través del sistema informático y podría solicitar más, como un tac. A través de una cámara de vídeo, podría interactuar en tiempo real con los médicos de Burela o incluso con el paciente.

Con eso, decidiría el tratamiento. Porque la clave en la que insisten los neurólogos es que en el ictus, el tiempo es vida. Cuando un trombo tapona una arteria del cerebro, no es lo mismo tratarlo una hora después de producirse que cuatro horas más tarde.

De hecho, la terapia más efectiva solo puede administrarse en las primeras cuatro horas y media. Se trata del tratamiento trombolítico o fibrinolisis, un medicamento que disuelve el tapón. En la mayoría de los casos no se administra porque el paciente no llega a tiempo.

El siguiente nivel de asistencia es el de los neurorradiólogos. Cuando la fibrinolisis no es posible porque han pasado más de cuatro horas y media, se deriva el paciente para que el radiólogo haga una trombectomía mecánica, que consiste en introducir un stent hasta la arteria cerebral y arrastrar el trombo. Hay de margen hasta la sexta hora después del accidente cerebrovascular, pero para estos casos sí es necesario que el médico esté con el paciente y solo se hace en los hospitales grandes. 

Pasadas esas seis horas, no hay más tratamiento que evitar un nuevo ictus y paliar las secuelas.

Según confirman fuentes que conocen los planes del Sergas de primera mano, la idea que maneja actualmente el Sergas consiste en implantar este plan el día 1 de julio. Bien es cierto que hubo una fecha anterior que era el 15 de junio y no se llegó a tiempo. Pero ahora el plan está más avanzado. Los tres hospitales grandes se repartirán las guardias de cada mes: diez días en Vigo, diez en A Coruña y diez en Santiago.

Los hospitales irán rotando para que siempre haya un neurólogo de guardia para toda Galicia. Las guardias de neurología para los casos que lleguen físicamente al propio hospital -existen en Santiago desde hace años, en Vigo desde octubre y en A Coruña desde hace semanas- en principio, se mantendrán al margen de este plan.

Internamente se maneja el nombre de Galeictus para el proyecto. La Xunta quiere presentarlo en los próximos días. Se han manejado distintos borradores y el plan seguía sin cerrarse ayer. La dificultad está en implicar a todos los hospitales gallegos (neurólogos, radiólogos, anestesistas y enfermería), los centros de salud y el 061.

7.000 gallegos sufren cada año un infarto cerebral, que es la segunda causa de muerte

Las cifras del ictus son abrumadoras. Cada año se producen en Galicia 7.000 casos, según un reciente informe de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Es la segunda causa de muerte en la población general y la primera entre las mujeres en España. Es también la primera causa de invalidez y el mayor motivo de incapacidad. La SEN incluso estima que el ictus genera entre el 3 y el 6 % del gasto sanitario total. El 8 % de los pacientes que fallecen en los hospitales del país se mueren a consecuencia de un ictus.

Hace solo cinco años, un informe de la SEN avisaba: «Galicia está entre las tres o cuatro comunidades españolas con peor asistencia neurológica a los pacientes con ictus agudo». El Sergas incluyó esta enfermedad en su plan de prioridades del 2011 al 2014, pero cuando concluyó, seguía contando con una sola unidad de ictus, en Santiago. En octubre se abrió otra en el Álvaro Cunqueiro de Vigo, aprovechando la puesta en marcha del hospital. En A Coruña se está montando otra unidad especializada. 

La experiencia compostelana

En todo caso, la experiencia compostelana será básica en la implantación del teleictus para toda Galicia. Desde el 2011 el CHUS puso en marcha el programa teleictus de forma progresiva. Llega ya a Barbanza y Vilagarcía. Los resultados del teleictus santiagués han demostrado que la asistencia prestada por un neurólogo de manera rápida es efectiva porque frena muchas de las secuelas que sufren los enfermos, aunque el médico y el paciente no se encuentren en la misma habitación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Los tres hospitales grandes atenderán por vídeo los ictus de toda Galicia